Archivo de Público
Martes, 17 de Abril de 2012

La infanta Elena no se entera de la polémica del safari de su padre

"No he oído nada, he estado trabajando", contesta la hija mayor de los reyes acerca de las críticas al monarca. El príncipe y la reina avanzan que el jefe del Estado evoluciona bien y saldrá "muy pronto" del hospital

PÚBLICO.ES ·17/04/2012 - 20:43h

En estos mundos en los que la información se sirve al instante, al segundo, donde cada noticia recorre al momento webs, televisiones, radios, diarios, móviles... siempre hay alguien que no se entera. Caso de la infanta Elena, por ejemplo. Este martes la duquesa de Lugo fue a visitar a su padre al hospital donde se recupera de su caída en Botsuana. Estuvo dentro unos 45 minutos. A la salida, además de la pregunta de rigor (qué tal se encontraba el monarca, a lo que la hija mayor de los reyes respondió que bien), los periodistas le inquieron cómo estaba asimilando el rey todas las críticas por su cacería en el país africano. "No he oído nada, he estado trabajando", respondió. Rara réplica, cuando menos, habida cuenta de la marea de informaciones que sobre el safari ha anegado los medios de comunicación. 

La infanta Elena abandonaba el USP San José minutos después de que lo hiciera su hermano, quien también había llegado algo antes a la clínica. El príncipe se detuvo ante la prensa arremolinada a las puertas del centro y señaló que el rey evoluciona bien y "saldrá muy pronto". Algunos informadores alzaron la voz para preguntarle si estaba preocupado por la polémica del viaje a Botsuana, pero Felipe ya estaba entrando en su vehículo y no respondió, informa Efe. La de hoy es la tercera visita del príncipe a su padre: ya lo había ido a ver el sábado, el mismo día de su operación de cadera (como también lo hizo Elena), y volvió el domingo por la tarde con Letizia y sus dos hijas, Leonor y Sofía. 

La reina también acudió esta mañana al USP San José. No hizo como ayer, una visita de médico de apenas 20 minutos.  Hoy ha permanecido en el centro médico más de dos horas y media y, según fuentes de la Zarzuela, ha almorzado con su marido en la habitación donde este se halla ingresado. "Está bien, muy animado" y "con buen apetito", manifestó Sofía. No aventuró cuándo se dará de alta al jefe del Estado, pero será "pronto". Y agregó: "Y nada más que decir, porque no hay nada más que decir". Una vía para rehuir la polémica. O para hacer como que no existe.