Archivo de Público
Martes, 17 de Abril de 2012

Los golpistas de Guinea Bissau aceptan la vuelta al orden constitucional

EFE ·17/04/2012 - 13:35h

EFE - Los miembros de la Comisión Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) llegan ayer lunes 16 de abril a Bisau (Guinea Bisau) para negociar con los militares que se han hecho con el poder mediante un golpe de Estado.

La junta militar que detenta el poder en Guinea Bissau ha aceptado restaurar el orden constitucional, informó hoy el jefe de una misión de mediación de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO).

El mediador de la CEDEAO, Kadre Ouedraogo, no facilitó detalles sobre el proceso que se seguirá para lograr el retorno del orden constitucional tras el golpe de Estado del pasado día 12.

Tras una reunión de más de cuatro horas que acabó a altas horas de la pasada noche en un hotel de la capital, ambos partes acordaron también estudiar el posible despliegue de una fuerza de la CEDEAO, dijo en declaraciones a los periodistas.

Esa fuerza sustituiría a los 200 soldados que Angola tiene desplegados en el país destinados a ayudar en la reforma del Ejército guineano, principal motivo de descontento invocado por los militares que perpetraron el golpe de Estado.

Además, Ouedraogo pidió la liberación "inmediata e incondicional de todos los detenidos" por los golpistas, entre ellos el presidente interino, Raimundo Pereira, y el primer ministro, Carlos Gomes Junior.

Por su parte, la junta militar pidió calma a la población para frenar el éxodo hacia el interior del país provocado por la posible llegada de un fuerza aeronaval de la antigua metrópoli, Portugal, que partió el pasado domingo de Lisboa ante la necesidad de una eventual evacuación de ciudadanos lusos en Guinea Bissau.

Desde el lunes, miles de habitantes de Bissau comenzaron a abandonar la capital con destino a localidades del interior por temor a nuevos enfrentamientos armados.

Asimismo, la junta militar levantó hoy la prohibición decretada la semana pasada que impedía a las radios privadas emitir su programación.

El golpe de Estado se produjo mientras el país -uno de los más pobres del mundo- se encuentra en pleno proceso electoral para celebrar la segunda ronda de sus comicios presidenciales, fijada para el próximo 29 de abril.

En la primera vuelta, que tuvo lugar el pasado 18 de marzo, Carlos Gomes se hizo con un 48,97 por ciento de los votos, mientras que su adversario Kumba Yala consiguió un 23,26 por ciento, por lo que ambos debían enfrentarse en las urnas el día 29.

El golpe de Estado fue condenado por EEUU, la UA, la CEDEAO, la UE, Portugal y el Consejo de Seguridad de la ONU, entre otros.