Archivo de Público
Martes, 17 de Abril de 2012

Chaparrón azulón

El Getafe rebate el golazo de Negredo, se suelta, humilla al Sevilla por 5-1 y se mete de lleno en la lucha por estar en la Liga Europa

EFE / PÚBLICO.ES ·17/04/2012 - 07:40h

El Getafe no tuvo piedad con el Sevilla, al que goleó con un 5-1 que le coloca en la terna de equipos que lucharán por jugar la próxima temporada en la Liga Europa, una competición por la que el club andaluz deberá pelear también hasta el final tras su llamativo tropiezo en el Coliseum.

De momento, tendrá que conformarse con acabar la jornada a un punto del sexto puesto, en poder de Osasuna, y con la sensación de finalizar de manera abrupta una buena racha de resultados. El Sevilla apenas inquietó a un rival con todas sus aspiraciones del curso colmadas. Tranquilo en la tabla, sin agobios por la salvación, todo lo que venga ahora para los de Luis García será un premio.

Y es que el pitido inicial llegó con una previa marcada por los ilustres regresos al Coliseum Alfonso Pérez. El delantero Manu del Moral y el entrenador Míchel volvían al estadio que les vio crecer en diferentes aspectos. El primero creció como futbolista de Primera en el club de Ángel Torres. El segundo, consiguió éxitos en el banquillo azulón. Ambos, estaban destinados a llamar la atención.

Gavilán dominó su banda a placerLo iban a intentar con el premio de Europa en el horizonte. El Sevilla necesitaba ganar para conseguir un objetivo irrebatible en verano. Pero ni Míchel, ni Manu del Moral, ni las opciones europeas de los dos clubes, fueron capaces de eclipsar el golazo de Álvaro Negredo. Cuando el Getafe comenzaba a tomar el control del partido, el delantero madrileño abrió el marcador en el minuto 20 con una soberbia chilena. Está en racha del delantero del Sevilla. Quiere ir a la Eurocopa y lo va a intentar hasta el final. Ya lleva once dianas. Ha despertado en las últimas jornadas.

Ese sueño sevillista, representado a la perfección por Negredo, acabó convirtiéndose en pesadilla. Se palpaba en el ambiente que el Getafe no estaba de paseo, que tenía una buena propuesta futbolística. Sobre todo con Jaime Gavilán, que desde la banda izquierda fue un auténtico incordio para los hombres de Míchel.

Desde allí, llegaron las opciones más claras del Getafe en la primera parte, sólo contrarrestadas por un mano a mano aislado de Jesús Navas que atajó Miguel Ángel Moyá. Después, pudieron marcar Míchel y el propio Gavilán, que no pudieron hacer lo que consiguió su compañero Miguel Torres a la salida de un córner. El defensa aprovechó un rebote para fusilar a Javi Varas y empatar el duelo.

Pareció reaccionar el Sevilla al inicio de la segunda parte con una ocasión clarísima de Luna, que dentro del área, solo, delante de Moyá, mandó el balón lejos de la portería del Getafe. Fue un espejismo, porque justo después Mehdi Lacen, con un zapatazo, marcó el segundo del conjunto madrileño. Así se hizo justicia en un marcador que aumentó con los dos goles de Miku y la diana de Pedro Ríos.

Con esta goleada, el Getafe se une a un pelotón de equipos que tiene 45 puntos. Sevilla, Athletic, Atlético y Espanyol acechan a Osasuna, dueño del sexto puesto con un punto de diferencia. Todos vivirán una apasionante lucha por entrar en Europa, un premio para el Getafe y una obligación para el Sevilla.

GETAFE 5 - SEVILLA 1

Getafe: Moyá; Arroyo, "Cata" Díaz, Miguel Torres, Mané; Míchel, Lacen; Pedro Ríos (Abdel, min.76), Diego Castro, Gavilán (Casquero, min. 82); Miku (Güiza, min. 78).

Sevilla: Javi Varas; Coke, Fazio, Escudé, Fernando Navarro (Baba, min. 56); Medel (Campaña, min.81), Trochowski; Jesús Navas, Manu del Moral (Rakitic, min. 74) Luna; Negredo.

Goles: 0-1, min. 19, Negredo. 1-1, min. 34: Miguel Torres. 2-1, min. 49: Lacen. 3-1, min. 62: Miku. 4-1, min. 68: Pedro Ríos. 5-1, min. 72: Miku.

Árbitro: Turienzo Álvarez (Comité Castellano-Leonés). Mostró cartulina amarilla por parte local a Miguel Torres (min. 35) y a Trochowski (min. 43) y a Fernando Navarro (min. 50) por parte visitante.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo cuarta jornada del campeonato nacional de Liga disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante cerca de 7.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del futbolista italiano Piermario Morosini.