Archivo de Público
Martes, 17 de Abril de 2012

FMI elogia la contribución adicional de Japón para contener contagio crisis

EFE ·17/04/2012 - 06:36h

EFE - La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. Japón contribuirá con 60.000 millones de dólares a la ampliación de recursos adicionales solicitados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para contener el contagio de la crisis de deuda en la eurozona, informó hoy el ministro japonés de Finanzas, Jun Azumi. EFE/Archivo

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, elogió hoy la aportación adicional de 60.000 millones de dólares de Japón al organismo financiero multilateral y pidió que otros países miembros sigan su ejemplo para contener el contagio de la crisis de deuda en la eurozona.

"Este es un importante paso hacia adelante en el esfuerzo internacional en marcha para fortalecer la suficiencia de los recursos globales disponibles para prevenir y combatir crisis, y para promover la estabilidad económica global", dijo Lagarde en un comunicado.

"Japón tiene una larga trayectoria de ayudar a otros y de apoyar al FMI en su misión fundamental de apoyar la estabilidad económica en todos sus países miembros. Agradezco el liderazgo y firme compromiso de Japón con el multilateralismo, e insto a los miembros del Fondo a seguir el ejemplo de Japón", agregó Lagarde.

Según la directora del FMI, la aportación anunciada hoy por el ministro japonés de Finanzas, Jun Azumi, complementará los 200.000 millones de dólares ya prometidos por la eurozona y permitirá que se logre "un progreso decisivo", de cara a la reunión primaveral del FMI esta semana.

Azumi, que también espera que otros países sigan la línea de Japón, confirmó hoy la cantidad destinada al FMI y detalló que supondrá la mayor contribución de entre todos los países que no pertenecen a Europa, según la agencia Kyodo.

La respuesta de Japón llega después de que el FMI, con sede en Washington, anunció la necesidad de reunir hasta 500.000 millones de dólares en recursos adicionales destinados a préstamos para aliviar las tensiones por la crisis de deuda europea y evitar su contagio a otras economías mundiales.