Archivo de Público
Domingo, 15 de Abril de 2012

Kim Jong-un llama a trabajar "hasta la victoria" en su primer discurso

EFE ·15/04/2012 - 04:28h

EFE - El líder norcoreano, Kim Jong-un, sosteniendo una carta en la quinta sesión de la Asamblea Popular Suprema (Parlamento) en Pyongyang, Corea del Norte. EFE/KCNA

El líder norcoreano, Kim Jong-un, llamó hoy al pueblo y al Ejército a trabajar "hasta la victoria final" y alabó la figura del fundador del país, Kim Il-sung, en el que supuso su primer discurso ante las masas desde que asumió el poder, el pasado diciembre.

En una gran celebración en Pyongyang por el centenario del nacimiento del "presidente eterno" Kim Il-sung, su nieto y actual cabeza del régimen comunista leyó un discurso centrado en buena parte en alabanzas al fundador del país y también al recientemente fallecido Kim Jong-il.

"Ofrezco el más puro respeto y el más alto honor a los grandes camaradas Kim Il-Sung y Kim Jong-Il", afirmó el joven sucesor, que les definió como "el fundador y el constructor de nuestras Fuerzas Armadas revolucionarias".

Kim Jong-un, que se cree tiene menos de 30 años, también apuntó en su alocución, de unos 20 minutos, a que el régimen seguirá fiel al "Songun", la política promovida por su padre consistente en dar prioridad al sector militar.

"¡Continuemos hasta la victoria final!", exclamó ante las masas, que le dedicaron sonoras ovaciones

Antes de pronunciar el discurso, Kim Jong-un protagonizó una primera aparición ante las cámaras, precedida de varios minutos de silencio, para saludar desde la tribuna de autoridades a los presentes.

Tras las palabras de Kim los generales dirigieron arengas a sus soldados y se reanudó el desfile de las tropas del Ejército norcoreano ante la tribuna presidencial, bajo el sonido de música militar interpretada por la orquesta.

Al desfile de los soldados siguió el de tanques y otros vehículos que, bajo la atenta mirada del joven líder, realizaron una exhibición de fuerza militar.

Más tarde, un gigantesco mosaico humano cubrió la plaza para dibujar a la perfección los nombres de sus líderes, además de la bandera nacional, consignas como el "Songun" y símbolos comunistas como la hoz y el martillo o la estrella roja.

Mientras tanto, cinco aviones militares trazaron en el cielo los colores rojo, azul y blanco de la bandera norcoreana con estelas de humo.

El desfile de hoy culmina una serie de acontecimientos en Corea del Norte con motivo del centenario, como la sesión de la Asamblea Popular Suprema (Parlamento) que el viernes consolidó a Kim Jong-un como "líder supremo" del país al nombrarle primer presidente del más alto órgano estatal, la Comisión Nacional de Defensa.

Como parte de las celebraciones, el viernes Corea del Norte llevó a cabo el polémico lanzamiento de un cohete para, supuestamente, poner en órbita un satélite, pero la iniciativa terminó en fracaso al explotar y caer al mar el proyectil escasos minutos después de su despegue. EFE