Archivo de Público
Viernes, 13 de Abril de 2012

Irán está dispuesto a "reconsiderar" el enriquecimiento de uranio al 20 por ciento

EFE ·13/04/2012 - 12:29h

EFE - La alta representante para Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, saluda al ministro turco de Exteriores, Ahmet Davutoglu, antes de la reunión que han mantenido en Estambul, Turquía, en el marco de la negociación sobre el programa nuclear de Irán.

Irán está dispuesto a "reconsiderar" el enriquecimiento de uranio al 20 % en el país, si Occidente suministra el que necesita para su uso, afirmó hoy el diputado Parviz Soruri, influyente miembro de la Comisión Seguridad Nacional y Política Exterior del legislativo de Teherán.

La declaración de Soruri se produce al tiempo que se inicia en Estambul un nuevo encuentro entre representantes de Irán y las potencias del Grupo 5+1, en las que uno de los requerimientos de los países occidentales a Teherán es que frene el enriquecimiento de uranio al 20 %.

Soruri, un radical islámico cercano al líder supremo, Ali Jamenei, dijo hoy en Teherán a la agencia local iraní Mehr que hay "puntos positivos" en el encuentro de Estambul, pues han detectado que el 5+1 ha abandonado algunas de las exigencias anteriores.

Para él, en estas conversaciones se debe perseguir un enfoque en el que "todos ganen" y llegar a acuerdos que "respondan a los intereses de la República Islámica de Irán y, al mismo tiempo, disipen las preocupaciones de Occidente" por el programa nuclear iraní.

Recordó que Irán no sólo precisa uranio enriquecido al 3,5 %, útil para generar energía, sino también al 20 %, que sirve para reactores de investigación, pero que no puede ser utilizado para fabricar bombas atómicas, que precisan uranio enriquecido a mas del 90 por ciento.

El planteamiento iraní de cesar el enriquecimiento de uranio al 20 %, que ya han planteado varias autoridades de Teherán, podría ser la carta que abra la vía hacia un acuerdo con el 5+1.

Irán tiene varias instalaciones en las que realiza este proceso, entre ellas una subterránea en Fordo, cerca de la ciudad de Qom, unos 160 kilómetros al sur de Teherán, que EEUU y sus aliados, en principio, pretenden que desmantele.

Los iraníes utilizan el uranio enriquecido al 20 por ciento como combustible para su reactor de investigación de Teherán, dedicado a producir isótopos radiactivos para uso médico que, según las autoridades de Teherán, sirven para atender a 800.000 enfermos de cáncer.

Las anteriores negociaciones entre Irán y el 5+1, en diciembre de 2010 y enero de 2011, fracasaron por las diferencias respecto al suministro a Irán de uranio enriquecido al 20 por ciento y, desde entonces, el país ha perfeccionado su tecnología para producirlo.

Para él, en estas conversaciones se debe perseguir un enfoque en el que "todos ganen" y llegar a acuerdos que "respondan a los intereses de la República Islámica de Irán y, al mismo tiempo, disipen las preocupaciones de Occidente".

Irán esta sometido a sanciones por parte de la ONU, y también de EEUU y la UE, debido a su programa nuclear, que algunos gobiernos, con el de Washington a la cabeza, creen que tiene una vertiente armamentista, lo que Teherán niega y asegura que es exclusivamente civil y pacífico.