Viernes, 5 de Octubre de 2007

¿Cómo serán las elecciones?

AFP ·05/10/2007 - 12:50h

La elección presidencial del sábado en Pakistán será por sufragio indirecto de las dos cámaras del Parlamento y de las cuatro asambleas provinciales, todas ampliamente favorables al presidente Pervez Musharraf, que se presenta para otro mandato de cinco años.

El colegio electoral encargado de designar al nuevo presidente está formado por 342 diputados de la Asamblea Nacional y 100 parlamntarios del Senado, además de los miembros de las cuatro asambleas de las provincias de Pendjab, Sindh, Baluchistán y la Provincia de la Frontera del Noroeste.

El voto es secreto. Su comienzo está previsto el sábado, a las 10H00 (05H00 GMT) en las seis asambleas involucradas y terminará a las 15H00 (10H00 GMT). Los resultados oficiales serán anunciados por la Comisión Electoral a las 17H00 (12H00 GMT).

En la carrera por la presidencia, Musharraf se enfrenta a dos rivales.

Uno es Wajihuddin Ahmad, un ex juez de la Corte Suprema que se negó a someterse al general Musharraf cuando éste se hizo con el poder, en un golpe de Estado incruento, el 12 de octubre de 1999.

El segundo rival es Makhdoom Amin Fahim, vicepresidente del Partido del Pueblo Paquistaní (PPP) de la ex primera ministra Benazir Bhutto.

Sin duda alguna, el jefe del Estado saliente será reelegido porque el partido en el poder, la Liga Musulmana de Pakistán (PML-Q), y sus aliados disponen de una mayoría aplastante en las asambleas, incluso tras la dimisión de 160 legisladores de la oposición esta misma semana.

Musharraf se comprometió a dimitir de la jefatura de las fuerzas armadas el 15 de noviembre a más tardar, pero sólo si es reelegido jefe del Estado.

Sus rivales invocan la Constitución paquistaní que, según dicen, prohíbe a Musharraf participar en la elección si no dimite antes de sus funciones como jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas.

Tras hacerse con el poder en 1999, el general Musharraf se proclamó presidente en junio de 2000. En abril de 2002, para asentar su poder, organizó un referéndum, que ganó tras un voto de confianza de los electores paquistaníes.

Noticias Relacionadas