Archivo de Público
Jueves, 12 de Abril de 2012

Trasplante fecal, efectivo en infección recurrente con C. difficile

Reuters ·12/04/2012 - 15:54h

La inserción de materia fecal de un donante en el colon de pacientes con infección recurrente con la bacteria Clostridium difficile genera una solución rápida de la condición en más del 90 por ciento de los casos, informaron investigadores.

"La evidencia continúa demostrando que el TMF (trasplante de microbiota fecal) es una modalidad de tratamiento segura y efectiva que permite una cura rápida y sostenida para los pacientes que han experimentado dos o más episodios previos" de infección con C. difficile, dijo el doctor Lawrence J. Brandt.

El equipo de Brandt, del Centro Médico Montefiore en Bronx, Nueva York, publicó sus hallazgos en American Journal of Gastroenterology.

La exposición a antibióticos puede alterar el equilibrio de las bacterias colónicas, lo que predispondría a la infección con C. difficile, indicaron los autores.

"Restablecer la amplia diversidad de la flora intestinal a través de la inyección de heces de donante en el colon es el mecanismo propuesto por el cual el TMF corrige este desequilibrio y permite una función intestinal normal", explicó el equipo.

Esta estrategia se ha probado en varios estudios previos.

Para la presente investigación, los expertos observaron los resultados a largo plazo en 77 pacientes que fueron contactados por un promedio de 17 meses luego de ser tratados con TMF por vía colonoscópica por infección recurrente con C. difficile, en cinco centros diferentes de Estados Unidos.

La duración promedio de los síntomas antes del procedimiento había sido de 11 meses, y los pacientes habían recibido un promedio de cinco regímenes terapéuticos convencionales sin éxito.

Dentro de un promedio de cinco días luego del TMF, la diarrea se resolvió en el 82 por ciento de los pacientes y mejoró en el 17 por ciento, según el informe.

Entre los siete pacientes que no respondieron, seis luego fueron tratados exitosamente con vancomicina y/o repetición del TMF, agregaron los autores.

Ocho pacientes tuvieron recurrencia tardía (luego de al menos 90 días), todos durante un tratamiento con antibióticos por infecciones no relacionadas con la C. difficile. No hubo recurrencias tardías en los pacientes que no requirieron antibióticos durante el período de seguimiento.

Los autores reconocieron que la transmisión de patógenos es una preocupación en el caso del TMF, pero señalaron que "hasta la fecha no ha habido efectos adversos o complicaciones directamente atribuidos al TMF".

Brandt y sus colegas consideran que se necesitan ensayos controlados para probar la efectividad de la estrategia de trasplante fecal. Mientras tanto, concluyeron, "el TMF es una opción terapéutica racional, durable, segura y aceptable para los pacientes con infección recurrente con C. difficile".

FUENTE: American Journal of Gastroenterology, online 29 de marzo del 2012