Archivo de Público
Jueves, 12 de Abril de 2012

Las exportaciones españolas aumentaron un 17 por ciento en 2011, según la OMC

EFE ·12/04/2012 - 13:14h

EFE - Varios contenedores de carga apilados en el puerto en Tokio (Japón). EFE/Archivo

España exportó mercancías por valor de 297.000 millones de dólares en 2011, lo que representa un incremento del 17 % con respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos difundidos hoy por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La OMC publicó su informe sobre "Comercio mundial en 2011 y perspectivas para 2012", que sitúa a España como decimoctavo exportador mundial de mercancías, al mismo nivel que países como India, los Emiratos Árabes Unidos y Australia.

El incremento de las exportaciones españolas en 2011 es el mismo de la media de los países europeos, que el año pasado exportaron mercancías por valor de 6,6 billones de dólares, lo que representa un 37 % del total mundial por delante de Asia (con el 31 %).

En cuanto a las importaciones, España terminó el año pasado como decimoquinto importador mundial, al nivel de México, Rusia y Singapur, comprando mercancías por valor de 362.000 millones de dólares, un incremento del 11 % con respecto a 2010.

El incremento estuvo por debajo de la media europea, que registró una subida del 17 % con respecto a 2010, hasta un total de 6,85 billones de dólares (un 38 % del total mundial).

En comercio de servicios comerciales en 2011, España se situó como octavo exportador mundial, con unas ventas por valor de 141.000 millones de dólares (un incremento del 14 % con respecto al año anterior), y como decimocuarto importador, con compras por valor de 91.000 millones de dólares (un incremento del 5 %).

En el contexto general europeo, las exportaciones de servicios comerciales crecieron un 10 % en 2011, hasta los 1,96 billones de dólares (un 47 % del total mundial), y las importaciones lo hicieron un 8 %, hasta los 1,6 billones (un 42 % del total).

El informe señala que el comercio mundial creció un 5 % en el conjunto de 2011, lo que representa "una marcada desaceleración respecto del aumento del 13,8 % registrado en 2010", y advierte de que "la tasas de crecimiento será aún menor en 2012", en torno al 3,7 %, según las proyecciones de los economistas de la OMC.

"Han transcurrido más de tres años desde el colapso del comercio en 2008-2009, pero la economía y el comercio mundiales siguen caracterizándose por su fragilidad", manifestó en la presentación del informe el director general de la OMC, Pascal Lamy.

"La nueva desaceleración del comercio prevista para 2012 es señal de que el riesgo de que se agrave la situación sigue siendo elevado. Todavía no hemos salido de los apuros", agregó Lamy.

El pronostico de la OMC parte de la base de que en 2012 la producción mundial crecerá en un 2,1 % a los tipos de cambio del mercado, en comparación con el 2,4 % del año 2010.

El principal riesgo, afirma la OMC, viene de la Unión Europea, de que haya una contracción económica más pronunciada de la prevista, del contagio financiero relacionado con la crisis de la deuda soberana y de un rápido crecimiento de los precios del petróleo.

"Los datos recientes sobre producción dan la pauta de que la Unión Europea puede haber entrado ya en recesión. Incluso la dinámica economía china parece estar creciendo más lentamente en 2012", señala la OMC, que considera que los buenos datos procedentes de EE. UU. y Japón contrarrestarán parcialmente esta tendencia.