Archivo de Público
Miércoles, 11 de Abril de 2012

El cáncer infantil no potencia el riesgo de divorcio: estudio

Reuters ·11/04/2012 - 18:47h

Por Amy Norton

Los padres de niños con cáncer no son más propensos que otras parejas a divorciarse o separarse, según revela un estudio efectuado en Dinamarca sobre más de 47.000 parejas con hijos.

"Siempre existió el temor de que una experiencia tan traumática como que a un hijo le diagnostiquen cáncer lleve al divorcio. En general, no lo observamos. Lo que sí vimos es una tendencia a tratar de sobrellevar la situación", dijo el doctor Christoffer Johansen, del Centro de Investigación de la Sociedad Danesa de Oncología, en Copenhague.

Claro que algunas parejas con hijos con cáncer se separan, pero el coautor del estudio publicado en la revista Pediatrics consideró que los resultados sugieren que la frecuencia no sería más alta que el promedio registrado en la población general.

El estudio surge de la información de un registro público de los padres de 2.450 niños con cáncer diagnosticado entre 1980 y 1997, y de los padres de 44.853 niños sin cáncer. A cada niño con cáncer se lo comparó con 18 niños de la misma edad y sexo sin la enfermedad.

En 20 años, el equipo de Johansen determinó que los padres de niños con cáncer no eran más propensos que las otras parejas a divorciarse o, en el caso de uniones de hecho, a separarse, aun tras considerar factores como el empleo y el ingreso familiar.

Si el niño había sobrevivido o no a la enfermedad, tampoco influyó significativamente en los resultados.

"La cantidad de divorcios no fue más alta que la esperada en la población general. Saberlo, es alentador", dijo Johansen.

El estudio se realizó en Dinamarca y el autor señaló que entre los países existen diferencias culturales, incluidos la noción de matrimonio y divorcio, y el papel de la mujer en la familia (en Dinamarca es más común que las mujeres trabajen). Pero dijo que, "en principio", los resultados podrían extrapolarse a otros países.

Los descubrimientos no niegan los problemas de pareja luego de que a un hijo se le diagnostica un cáncer. Si los padres necesitan ayuda, Johansen recomendó buscarla a través de grupos comunitarios.

En Dinamarca, eso sería una organización como la Sociedad Danesa de Oncología o, en Estados Unidos, la Sociedad Estadounidense de Oncología. Los centros de oncología de los hospitales pediátricos también suelen ofrecer el servicio de consejería familiar.

FUENTE: Pediatrics, online 9 de abril del 2012