Archivo de Público
Miércoles, 11 de Abril de 2012

Fármaco de Abbott lidera ventas ante fin era Lipitor, Plavix

Reuters ·11/04/2012 - 17:50h

Por Ben Hirschler

El medicamento de Abbott Laboratories contra la artritis Humira, de 9.000 millones de dólares, recibirá este año la corona de líder mundial en ventas, lo que destaca el dominio de los costosos productos biotecnológicos en momentos en que decaen los ingresos generados por las píldoras creadas a la vieja usanza.

Ninguno de los líderes en ventas del año pasado -el fármaco contra el colesterol Lipitor de Pfizer o el anticoagulante Plavix de Sanofi y Bristol-Myers Squibb- alcanzarán siquiera los 10 primeros puestos en el 2012, según un pronóstico consensuado compilado por Thomson Reuters Pharma.

El giro drástico en los ranking de ventas, impulsado por una ola récord de finalización de patentes, será el centro de la escena durante la próximas temporada de resultados trimestrales, mientras los inversores sopesan cómo se están adaptando las principales compañías farmacéuticas.

"Todos ven esto venir pero su capacidad de maniobrar es limitada", dijo Simon Friend, líder farmacéutico global de PricewaterhouseCoopers.

"Es un relato de dos mundos (...) hay ciertamente una corrida hacia la mayor eficacia en los costos y la búsqueda de nuevos productos", agregó.

Roche, el primer gran laboratorio que informará estadísticas de ventas el 12 de abril, está relativamente bien ubicado en la nueva era, debido a su posición de liderazgo en medicación biotecnológica y oncológica, que espera consolidar comprando la firma de secuenciación genética Illumina.

Roche cuenta con tres medicamentos oncológicos entre los 10 más vendidos a nivel mundial: Rituxan, Avastin y Herceptin. Otras empresas son menos afortunadas.

Pfizer ya está sintiendo la pérdida de Lipitor, luego de que la patente estadounidense caducara en noviembre, mientras que para Sanofi y Bristol los primeros tres meses del 2012 fueron el último trimestre completo de ventas estadounidenses de Plavix antes de la llegada de la competencia genérica más económica.

Por último se encuentra AstraZeneca, que ya advirtió que las ganancias caerán más de un 10 por ciento en el 2012, dado que su antipsicótico Seroquel y otros medicamentos enfrentan competencia de los genéricos.

LA OTRA CARA

Humira, de Abbott, en cambio, está en ascenso.

Los analistas esperan que la compañía estadounidense informe ingresos en el primer trimestre de su medicina inyectable un 11 por ciento superiores al año anterior y se prevé que las ventas mundiales, incluidas las reservadas por la japonesa Eisai, alcanzarán los 9.300 millones de dólares este año.

Aunque se lo conoce mejor como tratamiento para la artritis reumatoidea, Humira también es usado para una serie de otras enfermedades inflamatorias.

El miércoles, fue aprobado en Europa para una séptima indicación, contra la colitis ulcerativa.

Se espera que el medicamento retenga su posición de liderazgo en el mercado hasta el 2016, momento para el cual habrá alcanzado ventas de 11.750 millones de dólares, aún por debajo de los 13.000 millones logrados por Lipitor en su pico de ventas.

Otros dos medicamentos biológicos para la artritis reumatoidea -Remicade de Johnson & Johnson y Merck & Co y Enbrel de Amgen y Pfizer- posiblemente obtendrán el segundo y tercer puesto detrás de Humira, aunque ellos están creciendo a ritmo más lento.

Con un creciente énfasis en los fármacos para tratar condiciones como el cáncer y las enfermedades inflamatorias, que suelen ser prescriptos por especialistas a cantidades relativamente limitadas de pacientes, algunos analistas dudan de que pueda existir algún medicamento que alcance el pico de Lipitor.

Un área en la que podrían ser plausibles ventas por encima de los 13.000 millones de dólares anuales es la enfermedad de Alzheimer, pero las expectativas de hallar un tratamiento efectivo siguen siendo bajas, pese a los ensayos en etapa final con productos experimentales de Eli Lilly y Pfizer y J&J.