Archivo de Público
Miércoles, 11 de Abril de 2012

Cuando los pacientes eligen, la pesquisa del cáncer de colon es más frecuente

Reuters ·11/04/2012 - 15:38h

Por Andrew M. Seaman

Un nuevo estudio determina que las personas son más propensas a realizarse el examen de pesquisa del cáncer colorrectal cuando sus médicos les recomiendan un análisis de material fecal en lugar de una colonoscopía o les permiten optar entre ambos.

"El resultado principal es que, cuando se permite elegir, no sólo mejora la participación en las pesquisas de detección temprana, sino también disminuye significativamente la elección de la colonoscopía", opinó la doctora Linda Rabeneck, vicepresidente de prevención y control del cáncer del Centro de Oncología de Ontario y que no participó del estudio publicado en Archives of Internal Medicine.

El equipo del doctor John Inadomi, de la Facultad de Medicina de la University of Washington, en Seattle, estudió a 997 usuarios del sistema de salud público de San Francisco entre abril del 2007 y marzo del 2010.

Los autores los dividieron en tres grupos, todos de hombres y mujeres de entre 50 y 79 años con riesgo de desarrollar cáncer colorrectal.

Según la Sociedad Estadounidense de Oncología, ese riesgo es de 1 en 20 y varios factores pueden aumentarlo: los antecedentes familiares de cáncer colorrectal, haber tenido pólipos o enfermedad intestinal inflamatoria. El estudio no incluyó personas con esos factores de riesgo agregados.

A un grupo, los médicos le recomendaron hacerse una colonoscopía. A otro, sólo el análisis de materia fecal, y al tercero, le permitieron optar entre ambos procedimientos.

El 58 por ciento se realizó el examen que le había indicado el médico o el que había elegido, pero entre los grupos hubo diferencias significativas.

Apenas el 38 por ciento de los 337 integrantes del grupo al que le habían recomendado la colonoscopía se realizó el examen en los 12 meses siguientes. En cambio, el 67 por ciento del grupo al que le habían indicado hacerse el análisis de materia fecal cumplió con la recomendación.

Cuando al tercer grupo de 321 participantes se le dio la posibilidad de optar entre ambos procedimientos de pesquisa, el 69 por ciento se realizó el examen elegido (122 habían optado por el análisis de materia fecal y 99 por la colonoscopía).

"Hay muchos factores asociados con la elección de un procedimiento o de otro", dijo Rabeneck.

Los afroamericanos fueron los menos propensos a realizarse la pesquisa, mientras que los asiáticos y los latinos fueron los que más cumplieron con la recomendación médica. Pero todos ellos fueron más propensos a utilizar el análisis de materia fecal que los blancos, que tendieron a realizarse la colonoscopía.

Para los autores, las preferencias personales también influyen en la decisión. "Algunos prefieren un test sencillo que se pueda realizar en el hogar. Otros, en cambio, una colonoscopía", agregó Rabeneck.

La Comisión Especial de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF por su sigla en inglés) recomienda que las personas de entre 50 y 75 años se realicen un control de rutina por uno de tres métodos: una colonoscopía cada 10 años, un análisis de materia fecal anual o una sigmoidoscopía flexible cada cinco años más un análisis de materia fecal cada dos o tres años.

"El estudio (...) demuestra que no tener suficientes opciones lleva a la falta de acción cuando la única posibilidad es la colonoscopía", escribió en un comentario sobre el estudio el doctor Theodore Levin, del Centro Médico Kaiser Permanente, en Walnut Creek, California.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, online 9 de abril del 2012