Archivo de Público
Martes, 10 de Abril de 2012

Wall Street vive su peor jornada de 2012 y encadena cinco días a la baja

EFE ·10/04/2012 - 15:36h

EFE - Un comerciante de valores trabaja en la Bolsa de Valores de Nueva York antes del cierre de la jornada en Nueva York. El Dow Jones de Industriales perdió 213 puntos, la segunda caída de más de 200 puntos que registra en 2012.

Wall Street vivió hoy su peor jornada de 2012 y encadenó cinco días consecutivos a la baja arrastrado por las renovadas preocupaciones sobre la crisis de endeudamiento de la zona euro y el nerviosismo que genera el arranque de la temporada de difusión de resultados empresariales en EEUU.

El Dow Jones de Industriales, la principal referencia del parqué neoyorquino, restó más de 200 puntos por segunda vez en lo que va de año después de perder el 1,65 %, su mayor retroceso de 2012 y con el que se aleja aún más de la simbólica barrera de los 13.000 puntos que perdió la víspera.

Ese indicador está en 12.715,93 unidades, su nivel más bajo desde el pasado 2 de febrero, aunque todavía acumula una ganancia del 4,08 % desde que comenzó el año.

También este martes fue el peor del año para el selectivo S&P 500, que bajó el 1,71 % y también está lejos del nivel de los 1.400 puntos que había saboreado últimamente, al tiempo que el índice compuesto del mercado Nasdaq cayó el 1,83 % hasta perder la cota de las 3.000 unidades.

En la mente de los inversores todavía estaban este martes los decepcionantes datos de creación de empleo en Estados Unidos durante marzo difundidos el viernes pasado, que ya habían determinado los descensos del 1 % del lunes en Wall Street.

A las dudas sobre la reactivación del mercado laboral se unieron las preocupaciones importadas desde el Viejo Continente, donde las principales bolsas se dieron un fuerte batacazo después de cuatro días de vacaciones: Milán cayó el 4,98 %, París el 3,08 %, Madrid el 2,96 %, Fráncfort el 2,49 % y Londres el 2,24 %.

Los inversores europeos reaccionaron con esa marcada tendencia bajista a los datos de empleo de EEUU, aunque también tuvieron que ver en sus descensos las persistentes dudas sobre la capacidad de los países de la periferia europea para cumplir con sus objetivos de déficit.

Así, Wall Street vio con especial preocupación cómo la prima de riesgo de España se disparó hasta los 434 puntos básicos, el cierre más alto desde noviembre, y cómo la de Italia subió hasta los 404, con lo que volvió a tocar niveles desconocidos desde finales de enero.

En las fuertes pérdidas del parqué neoyorquino también influyó el retroceso de la confianza de los pequeños comerciantes de EEUU en marzo, el primero en seis meses, lo que ensombreció el aumento del 0,9 % de los inventarios mayoristas en febrero, mayor a los pronósticos de los analistas.

Se palpaba además un nerviosismo generalizado por el inicio de la temporada de difusión de resultados empresariales en EEUU, que sirve para tomar el pulso al estado de la economía de este país y que arrancó tras el cierre de los mercados con la publicación de las cuentas del productor de aluminio Alcoa.

La firma acabó el día con un descenso del 2,92 %, pero en las operaciones electrónicas posteriores al cierre subía un contundente 5,36 % después de anunciar que en el primer trimestre de 2012 ganó 94 millones de dólares (9 centavos por acción), el 69,5 % menos interanual pero por encima de las expectativas de los analistas.

Los expertos preveían unas pérdidas de 4 centavos por acción, por lo que los números sorprendieron muy gratamente a los inversores y aliviaron la inquietud que genera esta época de difusión de cuentas en EEUU, a la que sin duda los inversores mirarán con lupa en un momento de incertidumbre sobre la recuperación de la mayor economía del mundo.

A pesar del mal día en Wall Street, el gigante tecnológico Apple consiguió hacer de las suyas otra vez al alcanzar un nuevo máximo histórico en el precio de sus acciones de 644 dólares, lo que empujó la capitalización bursátil de la empresa más valiosa del mundo hasta superar momentáneamente los 600.000 millones de dólares.

El creador del iPad se convirtió así en la segunda empresa de la historia de Wall Street que rompe esa barrera después de Microsoft (que lo hizo en diciembre de 1999), pero tras lograr ese récord sus acciones se replegaron hasta cerrar con un descenso del 1,22 %.