Archivo de Público
Martes, 10 de Abril de 2012

La comunidad educativa, en contra de la recentralización

La medida propuesta por Aguirre supondría una “regresión” en el sistema, según los sindicatos educativos. Los representantes del profesorado temen un aumento de las tasas universitarias tras el recorte anunciado por el Gobierno

PAULA DÍAZ ·10/04/2012 - 18:52h

Rajoy recibió a Aguirre en la Moncloa. EFE

Recentralizar en el Estado las competencias de Sanidad, Justicia y Educación  sería un “error” que supondría una “regresión” en el sistema. Así lo creen los principales sindicatos educativos, que abogan  por un pacto entre Gobierno y autonomías y rechazan la propuesta que Esperanza Aguirre ha planteado hoy a Mariano Rajoy para devolver la gestión de estas áreas al Gobierno central .

El argumento de la presidenta madrileña, que asegura que con esta medida se ahorrarían 48.000 millones de euros, no es suficiente para los representantes del profesorado.

Aguirre asegura que se ahorrarían 48.000 millones devolviendo competencias

“Cada comunidad tiene una prioridad diferente y las líneas generales impuestas por el Ministerio podrían ser buenas para unas autonomías y perjudiciales en otras”, señaló el secretario general de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT), Carlos López. “La gestión siempre es mejor cuanto más cerca se está de los ciudadanos”, opinó también Augusto Serrano, secretario confederal de STES.

Para el presidente de CSIF, Eliseo Moreno,  la recentralización “no es, para nada, la solución”.  “Transferir las competencias en Educación y Sanidad supuso un gran desarrollo en ambas áreas, sobre todo, en la educativa. Las comunidades han adaptado la gestión a las necesidades de los centros, que ha sido muy beneficioso para el sistema porque no es lo mismo una comunidad con mucha zona rural que otra en la que predominan las ciudades pequeñas y medianas”, argumentó.

"¡Parece  le ha quitado el programa a UPyD!", ironizó el presidente de CSIF

“¡Parece que Aguirre le ha quitado el programa a UPyD!”, ironizó Moreno. José Campos, secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, fue más allá: “La propuesta de Aguirre va en la línea de sus ocurrencias”. “Sería una salvajada, un retraso y una auténtica anacronía devolver las competencias con los grandes avances que ha habido tanto en igualdad de oportunidades como en calidad de la Educación desde la descentralización”, sentenció Campos.

Asimismo, los portavoces sindicales también están de acuerdo a la hora de proponer una solución alternativa a la situación del sistema educativo. “Claro que hay que adelgazar la estructura del Estado, eliminar duplicidades y triplicidades, pero no devolviendo las competencias en Educación", opinó  el presidente de ANPE, Nicolás Fernández.

Los sindicatos apuestan por una mejor coordinación entre las distintas administraciones "Lo fundamental es un pacto de mínimos entre Estado y comunidades que garantice la viabilidad del Estado de bienestar”, añadió Fernández. En la misma línea opinaron también López, Serrano, Moreno y Campos, que creen que la Educación debe dejar de ser utilizada como “arma arrojadiza” entre partidos y que tanto el Estado como las autonomías deben coordinarse mejor y consensuar más sus políticas educativas.

Por último, todos han insistido en una misma cuestión, al recordarle a Esperanza Aguirre que la transferencia de competencias a las comunidades está regulada por la Constitución. En el mismo sentido se pronunció también el líder del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez. “Si el PP no cree en la Constitución española, como ha demostrado Aguirre, debería decirlo claramente a todos los españoles”, concluyó.

"Preocupados" por el nuevo recorte

Los líderes sindicales también se han mostrado “muy preocupados” por el anuncio del Gobierno de que recortará otros 10.000 millones de euros en Educación y Sanidad, aunque el PP aún no ha concretado con claridad los detalles del tijeretazo. “Es un ataque brutal a la Educación pública”, resumió José Campos, de CCOO, quien también criticó la “opacidad y falta de transparencia y de diálogo” del Gobierno a la hora de meter la tijera en Educación.

CCOO critica la "opacidad" y "falta de diálogo" del GobiernoEl ministro del ramo tampoco dio demasiadas pistas en el Senado en respuesta a una pregunta del socialista Vicente Álvarez Areces, informa Juanma Romero. José Ignacio Wert no aclaró si el ajuste afectará a las becas o no. "Presagia lo peor", presumió el ex presidente asturiano. "Lo mezcla todo para sembrar confusión", le azuzó el ministro. El Gobierno, dijo, no va a tocar, "en absoluto", los umbrales económicos que se exigen a los alumnos para poder acceder a una ayuda. Es decir, que no se modificarán los criterios de renta, aunque sí se revisarán los requisitos académicos. También se mantendrán "en su integridad" las cuantías, garantizó.

El Ejecutivo, en cambio, sí reducirá los créditos destinados al aprendizaje de lenguas en el extranjero, porque Educación entiende que "no son un derecho", como sí lo son las ayudas en estudios reglados, tanto en Secundaria como en la enseñanza universitaria. "No vamos a reducir el número de becas, sino darlas con mayor eficiencia, porque son más eficientes los cursos de inmersión lingüística que se realizan en España que los cursos de turismo lingüístico que llevan a lugares como Australia, Nueva Zelanda o Estados Unidos", remachó.

Ceapa: "Aumentar la ratio sólo perjudica a los alumnos"A estas declaraciones se suman las realizadas ayer por fuentes de su Ministerio, en las que aseguraban estar “estudiando” una posible subida de la ratio de alumnos por profesor. Algo que, según Jesús María Sánchez, presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), sería “muy perjudicial”. “En unas aulas tan heterogéneas en las que cada vez hay más alumnos con necesidades especiales que precisan atención individualizada, aumentar la ratio sólo les perjudica”, argumentó.

“Si eso se lleva a cabo, sobrarán más profesores y se masificarán las aulas, como hace 40 años”, lamentó, por su parte, Carlos López, de FETE-UGT. “El aumento del horario lectivo y el incremento de las ratios pueden hacer inviable la atención a los alumnos y el desarrollo de programas de mejoras de los centros”, señalaron también desde ANPE.

“También tememos que estos recortes supongan un aumento de las tasas universitarias”, aventuró López. Para Campos,  el tijeretazo puede afectar también a los Campus de Excelencia. “En general, el Gobierno debilita la calidad de la educación y ataca a la igualdad de oportunidades”, resumió el secretario de FE-CCOO. “Este recorte va al núcleo de la enseñanza y no se dan cuenta de que lo que dejan de invertir en Educación no se ve hoy, sino dentro de 20 años”, concluyó también  Moreno, de CSIF.