Archivo de Público
Martes, 10 de Abril de 2012

Annan insiste en su plan de paz y exige un alto el fuego en Siria esta semana

EFE ·10/04/2012 - 10:24h

EFE - El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, habla en una reunión con el presidente chino, Hu Jintao, en Pekín, China, el martes 10 de abril de 2012 durante el segundo día de su visita oficial de cuatro días a China.

El enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, insistió hoy en la vigencia de su plan de paz y exigió que se lleve a cabo el alto el fuego previsto para el próximo jueves.

"Hasta las 6:00 hora local (03.00 GMT) del día 12 de abril tendremos que acallar las armas", manifestó el mediador en referencia al plazo previsto por el plan, que en principio fue aceptado también por el régimen de Damasco.

"Es evidente que el plan de paz no ha sido aplicado según el programa previsto, pero esto no significa que no pueda implementarse", señaló Annan en una rueda de prensa en el aeropuerto de Hatay, al sur de Turquía.

"Es demasiado pronto para asegurar que el plan ha fallado", aseveró el ex secretario general de Naciones Unidas en rueda de prensa tras una breve visita al campamento de refugiados de Yailadag, en el extremo sur de Turquía.

"La masiva llegada de refugiados es una señal de que las cosas van mal", manifestó Annan. "Tenemos que seguir trabajando para frenar la violencia. Siria debe permitir la llegada de ayuda humanitaria", agregó.

También Besir Atalay, viceprimer ministro turco, que compartía mesa con Annan, subrayó su apoyo al trabajo del mediador.

"Hoy es 10 de abril, un plazo ya ha vencido pero el régimen sirio no ha cumplido sus promesas", dijo Atalay, en referencia al compromiso de retirar todas las tropas de ciudades y pueblos hasta el día de hoy, martes.

"En Alepo, Idlib y Homs, la violencia continúa; ayer hubo 130 muertos: desde que Annan ha fijado una calendario para la paz, el número de civiles muertos no hace más que incrementarse", lamentó junto a Annan en la rueda de prensa, transmitida en directo por la cadena turca NTV.

"Cuando Annan nos visitó por primera vez (a mediados de marzo) teníamos 12.000 refugiados. Ahora son 24.600", desgranó Atalay.

El viceprimer ministro reiteró que Turquía espera que Asad cumpla sus compromisos del 10 y 12 de abril, pero añadió que en el caso de que Siria no colaborase, "será responsabilidad del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tomar las medidas necesarias".

Antes de visitar Yailadag, Annan sobrevoló en helicóptero el campamento de refugiados de Öncüpinar en la vecina provincia de Kilis, donde ayer se produjeron dos muertos y varios heridos por disparos del ejército sirio.

Aunque las versiones difieren y, según la versión oficial, los heridos se debían a balas perdidas en una refriega entre tropas y guerrilleros sirios, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, condenó hoy esta "clara violación de la frontera".

Akalay reiteró que Ankara "no acepta" este incidente, dado que los refugiados se hallan bajo protección de Turquía.