Archivo de Público
Martes, 10 de Abril de 2012

La Liga Norte se depura mientras Italia cambia la financiación a los partidos

EFE ·10/04/2012 - 15:50h

EFE - El exministro de las Reformas para el Federalismo de Italia y líder de la Liga Norte Umberto Bossi (d) abandona la sede del partido tras dimitir como secretario general en Milán, Italia. EFE/Archivo

El separatista partido italiano Liga Norte prosiguió hoy con la depuración interna abierta tras el escándalo de corrupción que ha estallado en su seno, mientras los principales líderes políticos de Italia se afanan en consensuar un nuevo sistema de financiación pública para sus formaciones.

Las cuestiones internas del partido que ha formado parte del Gobierno del dimisionario Silvio Berlusconi hasta el pasado noviembre siguen en la primera plana de la actualidad italiana después que su líder, Umberto Bossi, dimitiera el jueves como secretario federal.

A la dimisión del líder y la constitución de una nueva dirección con un triunvirato le sucedió hoy la formalización de la renuncia de Renzo Bossi, delfín político del exsecretario del partido, a su cargo de consejero regional de Lombardía (norte) dentro de esa "caza de brujas" que denuncia que es todo este asunto.

El hijo de Umberto Bossi es una de las figuras clave del escándalo, estallado tras conocerse hace una semana la investigación judicial por supuesta apropiación indebida y estafa agravada en perjuicio del Estado por parte del hasta ahora tesorero de la Liga Norte, Francesco Belsito.

Renzo es supuestamente uno de los principales beneficiarios de ese desvío de fondos del partido al entorno de la cúpula de la formación política, de la que sospecha la Fiscalía, que, por el momento, no ha inscrito en el registro de investigados a nadie de la familia Bossi.

Al escándalo por la divulgación de los detalles de las pesquisas que han ido saliendo en los últimos días se suma el vídeo publicado hoy en su página web por el semanario "Oggi" en el que se ve cómo Alessandro Marmello, chófer y guardaespaldas de Renzo Bossi, le da al hijo del exsecretario de la Liga Norte dinero supuestamente proveniente de la caja del partido.

Marmello se queja de que para el hijo de Bossi, líder que ha alimentado su discurso independentista en base a acusar a Roma de "ladrona", él era como un "cajero automático" al que accedía cada vez que necesitaba efectivo para sus gastos personales.

Una vez dimitido el líder del partido y su hijo, todas las miradas dentro de la Liga se centran en Rosy Mauro, vicepresidenta del Senado italiano y quien también pudo beneficiarse para asuntos propios de la financiación pública recibida por la formación.

Su nombre ha sonado como parte de esa "limpieza" interna que promueve el triunvirato que lidera la formación hasta el congreso de otoño, formado por los exministros de Interior, Roberto Maroni, y de Simplificación Normativa, Roberto Calderoli, además de la diputada de la región del Véneto, Manuela dal Lago.

Los tres son representantes de las principales facciones dentro de un partido en el que en los últimos tiempos habían surgido ya voces que cuestionaban el liderazgo de Bossi y que esta noche celebra una reunión en Bérgamo (norte) en la que se testará el clima reinante entre la militancia de base.

Los llamados "maronianos", seguidores de Maroni y que se perfilan como grandes beneficiados de toda esta "purga" interna, intentan imponerse a las otras facciones, sobre todo a la del Véneto, que postula para próximo secretario federal del partido al exministro de Agricultura y actual gobernador de la región, Luca Zaia.

Con todo el escándalo de la Liga Norte abierto, los líderes de las principales formaciones que sustentan el Gobierno tecnócrata de Mario Monti, el llamado "ABC" por las iniciales de sus apellidos, se aprestan a presentar mañana una propuesta de reforma del sistema de financiación pública de los partidos.

El secretario general del partido de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL), Angelino Alfano; el líder del Partido Demócrata (PD), Pier Luigi Bersani, y el representante del llamado "Tercer Polo" de centroderecha, Pier Ferdinando Casini, quieren así lanzar una señal de transparencia a los electores antes de las elecciones municipales del 6 de mayo.

En una entrevista publicada hoy por el diario "Corriere della Sera", Alfano propone que en la declaración de la renta de los ciudadanos se incluya la posibilidad de destinar un 0,5 % de sus impuestos al partido que elijan y que los balances de los partidos los controle a partir de ahora el Tribunal de Cuentas.

El periódico "Il Messaggero" explica hoy que la Liga Norte recibió 41,4 millones de euros de financiación pública para los comicios generales de 2008 frente a un gasto de 2,9 millones de euros, la menor proporción utilizada, aunque lejos de los 206,5 millones de euros que recibió el PDL o los 180,2 millones de euros del PD.