Archivo de Público
Martes, 10 de Abril de 2012

China y Turquía firman un acuerdo nuclear durante la visita a Pekín de Erdogan

EFE ·10/04/2012 - 08:00h

EFE - El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan (i), charla con el presidente chino, Hu Jintao (d), antes de comenzar su reunión en Pekín, China, el martes 10 de abril de 2012 durante el segundo día de su visita oficial de cuatro días a China.

China y Turquía han firmado un acuerdo de cooperación "pacífica" nuclear durante la reunión del primer ministro chino, Wen Jiabao, con su homólogo turco, Tayip Recep Erdogan, de visita en la potencia asiática hasta mañana, miércoles.

Aunque no han trascendido las implicaciones de esa cooperación nuclear, la agencia oficial Xinhua destacó anoche los fines "pacíficos" del acuerdo firmado en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín, e indicó que, en declaraciones de Wen, "las dos naciones deberían avanzar en su coordinación estratégica para mantener la paz".

Durante la visita de Erdogán a la capital china -la primera de un jefe de Gobierno de Turquía en 27 años- se han firmado también varios acuerdos comerciales.

Para su puesta en práctica, Wen propuso establecer planes a corto y medio plazo en las importaciones y exportaciones, impulsar el avance de proyectos de infraestructuras, como carreteras y puentes, y expandir el intercambio en áreas como la energía nuclear, la aeronáutica y la electrónica.

El primer ministro chino hizo hincapié en la necesidad de fortalecer los lazos chino-turcos ante el "continuo telón de fondo de inestabilidad en el oeste de Asia y en el norte de África".

Aunque Xinhua aseguró que ambos líderes conversaron sobre Irán y Siria, asuntos en los que mantienen posturas encontradas, no especificó más detalles ni aclaró cuál será la política china cuando participe en la Cumbre del 5+1 (los cinco miembros del Consejo de Seguridad más Alemania) con Irán el próximo 14 de abril en Estambul.

Al respecto, el portavoz del Ministro de Asuntos Exteriores, Liu Weimin, aseguró hoy a través de la agencia oficial que la delegación china que asistirá a la conferencia sobre los planes nucleares iraníes en la ciudad turca estará encabezada por el asistente de la Cancillería, Ma Zhaoxu, y que confía en "que se alcance una solución duradera".

Cuando hoy vence el plazo dado por la ONU para el cese al fuego de Siria, Liu aseguró que "aunque ambas partes no comparten completamente la postura con respecto al conflicto (sirio), tienen una posición similar acerca de cómo desarrollar un rol constructivo para la consecución de la paz".

En cambio, pese a estar invitada, China declinó asistir a la Cumbre "Amigos de Siria" celebrada el pasado día 1 en Estambul (Turquía), con la participación de 83 países, en la que se reconoció al opositor Consejo Nacional Sirio (CNS) como "representante de todos los sirios".

Otro punto de fricción frecuente entre China y Turquía es su desacuerdo con respecto a ciertos grupos separatistas de la etnia minoritaria uigur del noroeste de la potencia asiática, aunque, según Xinhua, Erdogan expresó a Wen que su Gobierno "se adhiere plenamente a la política de una sola China".

"(Turquía) nunca permitirá ninguna actividad secesionista contra China en su territorio", aseguró el primer ministro chino, de acuerdo a la agencia oficial.

Wen justificó el paso de Erdogan el pasado domingo por Urumqi, capital de Xinjiang -región noroccidental natural del pueblo uigur, musulmán y emparentado con comunidades de Asia central como los kazajos-, argumentando que el líder turco "se ha quedado impresionado por los grandes cambios en la región, con la que espera aumentar la cooperación".

En Xinjiang actúan varios grupos independentistas que reclaman la creación de un "Turkestán Oriental", que Pekín considera terroristas y a quienes atribuye los ataques violentos que ocurren en la región, así como las matanzas de julio de 2009, cuando alrededor de 200 personas murieron y unas 1.700 resultaron heridas.

Erdogan llegó a declarar entonces que los ataques de China a los uigures, etnia minoritaria frente al más del 90 por ciento que supone la han, "son casi un genocidio".

Pero China eludió incidir en las desavenencias entre ambos países y decidió destacar la "gran importancia de Turquía como potencia emergente", según palabras de Wen recogidas por Xinhua.

Erdogan se reunirá también con el presidente Hu Jintao, y con su posible sucesor, el vicepresidente Xi Jinping, y concluirá su visita de cuatro días a la segunda economía mundial con un viaje de proyección comercial a Shanghái, previsto para mañana.