Archivo de Público
Martes, 10 de Abril de 2012

Guindos evita concretar los recortes previstos en educación y sanidad

El ministro de Economía descarta que España necesite un rescate "en este momento"

E. H. ·10/04/2012 - 10:40h

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha descartado este martes que España necesite ser rescatada "en este momento" y ha asegurado que la prima de riesgo - que hoy ha alcanzado los 423 puntos básicos, su máximo desde la llegada de Rajoy a la Moncloa- "no cambiará el rumbo" del Ejecutivo. En este sentido, ha dicho que la economía española tiene "fortaleza", un Gobierno "con las ideas claras" y una política económica "coordinada" con sus socios de la UE, por lo que servirá para reconducir la situación en un momento "extremadamente difícil".

De Guindos no ha aclarado dónde meterá la tijera el Gobierno para recortar los 10.000 millones de euros en educación y sanidad que anunció ayer Moncloa a través de una nota de prensa, pero sí ha vuelto a poner de manifiesto la necesidad de hacer unas reformas "ineludibles" para garantizar la "sostenibilidad" de los sistemas educativo y sanitario. En el Forum Europa, De Guindos también ha dicho que los principales enemigos de la sanidad pública, universal y sostenible son "aquellos que se niegan a hacer reformas".

Así, ha negado que este nuevo tijeretazo social responda a una improvisación por parte del Gobierno y ha asegurado que estaba previsto "prácticamente desde el primer día". Lo que no ha recordado el titular de Economía es que este recorte adicional de 10.000 millones de euros no aparecía detallado en los Presupuestos Generales del Estado para 2012 presentados hace menos de dos semanas. Preguntado sobre si este anuncio es un guiño a los mercados, De Guindos ha respondido de forma negativa. A su juicio, se trata de "un plateamiento a medio y largo plazo" pues, ha explicado, estas "reformas estructurales" dejarán efectos durante "los próximos cinco o diez años".

Un Gobierno "coordinado", según De Guindos

Por otro lado, De Guindos ha asegurado no sentirse "desautorizado" por el PP y ha mantenido que el Ejecutivo tiene un plateamiento "común" y "coordinado" de sus actuaciones. "El planteamiento común y la coincidencia es absoluta dentro del Gobierno. No van a existir las contradicciones. Las señales del Gobierno van a ser claras y diáfanas y van a ir al centro de los problemas", ha remachado. Estas declaraciones llegan un día después de que el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, se desentendiera de las palabras del titular de Economía que, en una entrevista en la Cadena Ser, abrió la puerta al copago sanitario para las rentas altas