Archivo de Público
Martes, 10 de Abril de 2012

China condena a prisión a una famosa abogada lisiada por una paliza policial

EFE ·10/04/2012 - 05:13h

EFE - La conocida abogada y activista pro derechos humanos Ni Yulan, postrada en una silla de ruedas desde que recibió una paliza de la policía en 2002, fue condenada hoy a dos años y ocho meses de prisión por "causar disturbios".EFE/Archivo

La conocida abogada y activista pro derechos humanos Ni Yulan, postrada en una silla de ruedas desde que recibió una paliza de la policía en 2002, fue condenada hoy a dos años y ocho meses de prisión por "causar disturbios", informó su abogado, Cheng Hai, al grupo de derechos humanos Chinese Human Rights Defenders.

Según informaron a los periodistas fuentes del tribunal pequinés donde fue juzgada, su marido, Dong Jiqin, recibió también una pena de dos años de prisión por el mismo delito, en un nuevo golpe de las autoridades chinas a los derechos civiles.

Ni y Dong fueron detenidos en abril de 2011, durante una dura campaña de las autoridades comunistas contra la disidencia, por el temor de Pekín a que se contagiaran en el gigante asiático las protestas que entonces se desarrollaban en varios países árabes.

Ambos fueron especialmente activos en la defensa de las personas desahuciadas por la especulación inmobiliaria, un fenómeno muy frecuente en China, donde cientos de miles de personas han sufrido desalojos violentos y demoliciones forzosas (la misma pareja fue víctima de ello).

Ambos condenados asesoraron gratuita y desinteresadamente a otras víctimas de expropiaciones y corrupción, casos por los que el matrimonio ha sido acusado de incitar a la violencia y el fraude.

Ni, de religión protestante, fue premiada el 22 de diciembre de 2011 con el Premio Tulipán de derechos humanos por el Gobierno holandés.

La hija del matrimonio señaló en diciembre que las acusaciones de disturbios contra sus padres se originaron por una supuesta agresión al personal del hotel donde el matrimonio fue obligado a hospedarse durante 10 meses, tras ser expropiados.

Ni, de 51 años, ya fue encarcelada en dos ocasiones, en 2002 y en 2008, durante uno y dos años, respectivamente, por "obstruir la labor de las autoridades" y "dañar la propiedad pública".