Archivo de Público
Lunes, 9 de Abril de 2012

Ban condena el ataque de tropas sirias a refugiados en Turquía y en suelo libanés

EFE ·09/04/2012 - 21:01h

EFE - Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, deploró enérgicamente los disparos mortíferos desde Siria dirigidos a Turquía y el Líbano. EFE/Archivo

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó hoy el ataque que el ejército de Siria llevó a cabo contra un campamento de refugiados sirios en Turquía y en suelo libanés, y recordó a Damasco que debe respetar "sin condiciones" el plazo acordado con el enviado especial, Kofi Annan.

"El secretario general deplora enérgicamente los disparos hechos desde Siria contra Turquía y el Líbano", dijo el portavoz de Ban, Martin Nesirky, en un comunicado en el que muestra la "profunda preocupación" que los últimos acontecimientos en Siria causan al máximo responsable de la ONU.

Ban emitió el comunicado tras hablar con el ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, quien le ofreció detalles del ataque de tropas de Siria contra un campamento de refugiados sirios en suelo turco, que dejó varios muertos, mientras que un cámara de televisión murió hoy en Líbano, en una región fronteriza con Siria, al parecer por disparos del ejército sirio.

El secretario general reiteró su petición al Gobierno sirio para que "cese inmediatamente todas las acciones militares contra los civiles y cumpla todos sus compromisos" con Annan, que incluyen la fecha del 10 de abril para retirar las tropas de las ciudades, un plazo que debe respetar "sin condiciones".

"El plazo para el cese completo de la violencia apoyado por el Consejo de Seguridad debe ser respetado por todos sin ninguna condición", dijo Ban, quien mostró además su "alarma" ante los informes que indican la "continuación de la violencia y de las violaciones de los derechos humanos en Siria".

Ban mostró su preocupación ante la escalada de la violencia mientras se acerca el plazo fijado para lograr el fin de los enfrentamientos, una fecha que, según insistió ante la prensa su portavoz, "no ha cambiado ni va a cambiar".

Tanto el régimen sirio como las fuerzas de la oposición tienen hasta mañana 10 de abril para aplicar la iniciativa de Annan y hasta el día 12 para que se ponga fin de forma definitiva a todas las hostilidades.

"El plazo no ha variado como tampoco lo ha hecho la responsabilidad de las autoridades sirias de cesar todas las acciones militares contra el pueblo sirio de acuerdo a las promesas que han hecho", dijo Nesirky, quien animó así a Damasco a "respetar completamente y sin condiciones su compromiso".

La comunidad internacional observa con preocupación el acercamiento de las fechas clave y el Consejo de Seguridad de la ONU considera en estos momentos, según fuentes diplomáticas, adelantar la comparecencia de Annan, que estaba prevista para el jueves, debido a la escalada de la violencia.

Según dijo a Efe una fuente del Consejo, éste podría recibir en las próximas horas los últimos detalles de lo que ocurre en Siria.

Entretanto, varios países del Consejo de Seguridad consideran que, "si la violencia sigue aumentando y Damasco no muestra voluntad de cumplir con sus acuerdos, los quince deberían considerar otras medidas" para presionar a Siria, indicó la misma fuente.

"Siria tiene la obligación de respetar las decisiones del Consejo -que respaldó el plan de Annan en una declaración presidencial- y, si no lo hace, sus miembros tendrán que examinar nuevas medidas", aseguró a Efe por su parte una fuente del Consejo de Seguridad.

Según datos de la ONU, desde el inicio de las protestas a mediados de marzo de 2011, más de 9.000 personas han muerto, mientras que más de 200.000 se han desplazado a otras zonas dentro del país y 30.000 se han refugiado en el extranjero.