Archivo de Público
Martes, 10 de Abril de 2012

El ministerio de Salud presenta seis nuevas denuncias por muerte pacientes en Uruguay

EFE ·10/04/2012 - 00:56h

EFE - El ministro de Salud de Uruguay, Jorge Venegas (d), y el subsecretario de la cartera, Leonel Briozzo (i), participan el 20 de marzo de 2012, en una rueda de prensa en Montevideo (Uruguay), sobre las víctimas de los dos enfermeros procesados por el asesinato de pacientes en unidades de cuidados intensivos . EFE/Archivo

Las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MSP) de Uruguay anunciaron hoy el envío a la Justicia de seis nuevas denuncias sobre posibles delitos cometidos por los dos enfermeros que asesinaron al menos a 15 personas cuando trabajaban en unidades de cuidados intensivos de dos hospitales de Montevideo.

En un comunicado, las autoridades indicaron que esos seis casos sospechosos surgen del estudio de los 257 reclamos que el Ministerio recibió desde que estalló el caso, y que implican casos de muertes sospechosas ocurridas en las unidades donde trabajaban los enfermeros.

Ahora la Justicia tendrá que determinar si acepta estas denuncias y si inicia sus propias investigaciones sobre las mismas.

Según informó el MSP, el criterio seguido en el análisis de las denuncias fue analizar primero aquellas que se produjeron en el Centro de Tratamiento Neuro Quirúrgico del hospital de la Asociación Española y en la Unidad de Cuidados Coronarios del Hospital Maciel, donde se produjeron asesinatos que confesaron los enfermeros.

De todas estas, consideraron aquellas cuyas "causas de fallecimiento no hayan sido claras o sospechosas según la historia clínica, el relato del familiar denunciante y de la documentación aportada".

En tercer lugar, apuntaron a los hechos con "cierta apariencia delictiva" atribuible a los trabajadores procesados.

La Asesoría Legal del MSP fue la encargada de revisar caso por caso y seleccionar los que al final pasarán a manos de la Justicia.

El pasado 19 de marzo todo Uruguay quedó conmocionado cuando se supo que los enfermeros Ariel Acevedo, de 46 años, y Marcelo Pereira, de 39, fueron procesados por al menos 15 casos de "homicidio especialmente agravado" cometidos en pacientes bajo su cuidado.

El primero inyectaba aire en las venas a sus pacientes y el segundo les suministraba por vía intravenosa potentes drogas como morfina, fenergan o dormicum.

Ambos justificaron estas muertes por "razones humanitarias", pero el juez que los procesó, Rolando Vomero, descartó que los móviles de ambos fueran "piadosos".

El magistrado procesó además a la enfermera Andrea Acosta por "complicidad".

Estos sucesos desataron una oleada de denuncias y sospechas sobre las prácticas de los enfermeros que llegaron por cientos tanto a las autoridades sanitarias como a las policiales, y que sembraron la desconfianza en la sanidad uruguaya en su conjunto.

De hecho, el pasado día 28 de marzo, una médica y una enfermera de un hospital del interior del país fueron detenidas por la muerte "sospechosa" de una paciente de 99 años, si bien en este caso la Justicia desestimó el encarcelamiento de las acusadas.