Archivo de Público
Lunes, 9 de Abril de 2012

Los servicios de un agente de policía griego, por 30 euros la hora

Como medida para recaudar fondos, Grecia alquilará su cuerpo policial para "casos específicos"

SERVIMEDIA ·09/04/2012 - 12:51h

Una mujer pasa frente a la policía durante una protesta por las condiciones económicas que llevaron a un jubilado a quitarse ayer la vida frente al Parlamento en Atenas, Grecia. EFE/SIMELA PANTZARTZI

El Ministerio de Protección Ciudadana de Grecia alquilará a sus agentes de policía para conseguir fondos y así poder equilibrar los gastos de equipamiento de las fuerzas de seguridad. De esta forma, usuarios privados podrán contratar los servicios de un agente por 30 euros la hora e incluso tendrán a su alcance un coche patrulla por 10 euros la hora.

Desde la Administración han matizado que estos servicios sólo se podrán solicitar en "casos específicos" y numera que los servicios serán para "escoltar explosivos o materiales peligrosos, objetos privados de gran valor, obras de arte y dinero" y también para el entrenamiento de fuerzas de seguridad privadas y para la participación en películas de cine o series de televisión.

La Policía ha aclarado que "no se trata de que cualquiera pueda coger el teléfono y pedir un policía de alquiler" ya que son eventos concretos y que "no estén sujetos a previsiones relacionadas con el orden público y la seguridad".

En la circular del ministerio se anunciaba que esta decisión se basa en una proposición legal aprobada en febrero, que hasta ahora había pasado inadvertida, que permite cobrar por servicios que antes se ofrecían de manera gratuita, según el diario Proto Thema .

También señalan que " los pagos serán incluidos en el presupuesto estatal como un beneficio y serán utilizados para cubrir los costes del equipamiento y la infraestructura de la Policía Griega". En los últimos años y debido al elevado número de manifestaciones que tienen lugar en Atenas, que se cifra en una media de tres al día según el Ayuntamiento, se han incrementado los costes de mantenimiento de las unidades antidisturbios.

Los medios griegos ya han informado en varias ocasiones de que las existencias de gas lacrimógeno de la Policía se habían acabado. Además, el Ministerio de Orden Público contrató el pasado mes a cerca de 200 nuevos efectivos de "agentes especiales" para sus unidades motorizadas.