Archivo de Público
Domingo, 8 de Abril de 2012

Nuakchot dice que la rebelión tuareg está infiltrada por grupos terroristas

EFE ·08/04/2012 - 14:12h

EFE - Ciudadanos de Mali en un campo de refugiados. EFE/Archivo

El ministro de Asuntos Exteriores de Mauritania, Hamadi uld Hamadi, afirmó hoy en Nuakchot que la rebelión tuareg que ocupa actualmente el norte de Mali está "fuertemente infiltrada por grupos terroristas".

Hamadi también reclamó con insistencia, en la inauguración en Nuakchot de una reunión ministerial tripartita con Níger y Argelia sobre la situación de Mali, "la aplicación inmediata e incondicional" del acuerdo alcanzado el viernes entre la junta militar golpista de Mali y la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) para poner fin a la crisis política que sufre el país.

El ministro de Asuntos Exteriores de Níger, Mohamed Bazoum, expresó su inquietud sobre "la rapidez y facilidad con que cayó el norte de Mali, incluidos sus cuarteles y ciudades emblemáticas" en manos de los rebeldes, lo cual significa que tal situación representa "verdaderos riesgos y amenazas para los países vecinos", agregó el ministro.

El Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) proclamó el pasado viernes su propio estado independiente en la región de Azawad, en el nordeste de Mali.

El ministro de Exteriores nigerino indicó que tanto los rebeldes tuareg como los islamistas y terroristas "son responsables de la degradación de la situación en el norte de Mali".

Bazoum pidió que todo acuerdo futuro de paz incluya dispositivos que permitan perseguir a los responsables de crímenes en el norte de Mali ante "jurisdicciones internacionales", y señaló que la CEDEAO está estudiando una intervención militar contra los rebeldes.

No obstante, el ministro argelino encargado de los Asuntos de África y del Magreb, Abdelghader Msahel, consideró que la solución de la crisis en Mali "no puede ser sino política", y añadió que "no puede ser el fruto de un esfuerzo militar que podría empeorar más la situación frágil y compleja" del país.

Mauritania, Níger y Argelia, junto a Mali, crearon en 2010 un grupo llamado "los países del campo del Sahel" para coordinar sus acciones en materia de lucha contra el terrorismo y el crimen organizado en la zona.

Mali no participó en la reunión tripartita de hoy a causa de la actual situación política del país, donde el pasado 22 de marzo se produjo un golpe de Estado que derrocó al presidente Amadu Tumani Turé.