Archivo de Público
Domingo, 8 de Abril de 2012

La separatista Osetia del Sur elige presidente en segunda vuelta

EFE ·08/04/2012 - 09:01h

EFE - El candidato presidencial de Osetia del Sur, Leonid Tibilov, sujeta a su nieto mientras éste introduce su voto en la urna durante la jornada de elecciones presidenciales en la primera vuelta. EFE/Archivo

La región separatista georgiana de Osetia del Sur acude hoy por cuarta vez en menos de seis meses a las urnas para elegir presidente entre los dos candidatos que superaron la primera vuelta, celebrada el pasado 25 de marzo.

Los surosetas eligen entre el expresidente del Comité de Seguridad Nacional Leonid Tabílov, que obtuvo el 42,28 por ciento de los votos, y David Sanakóyev, adjunto a la Presidencia en materia de Derechos Humanos, que logró el 24,58 por ciento.

Los comicios serán validados si deposita su voto al menos el 30 por ciento del censo electoral.

Es la tercera vez que los cerca de 40.000 votantes censados de la república separatista acuden a los colegios electorales después de que el Tribunal Supremo (TS) suroseta anulase los resultados de los comicios del pasado 27 de noviembre, que dieron la victoria a la líder opositora Ala Dzhióyeva.

El 27 de noviembre de 2011, Dzhióyeva se impuso ampliamente en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, pero dos días después el TS anuló los resultados a requerimiento del partido del candidato perdedor, el oficialista Unidad.

Ese mismo día, el Parlamento suroseta convocó nuevas elecciones presidenciales para el 25 de marzo de este año, en las que no podía participar la líder opositora.

En respuesta, Dzhióyeva se proclamó presidenta electa y sacó a sus partidarios a la calle.

Tras diez días de confrontación, la líder opositora y las autoridades llegaron a un acuerdo, que incluía la renuncia del presidente saliente, Eduard Kokoiti, y de otros altos cargos, así como la celebración de nuevos comicios con la participación de Dzhióyeva.

Si bien Kokoiti dimitió, el Parlamento suroseta se negó luego a destituir al fiscal general, Taimuraz Jugáyev, y al presidente del Tribunal Supremo, Atamaz Bichénov, por lo que Dzhióyeva revocó su firma de los acuerdos.

Osetia del Sur se escindió de facto de Georgia a comienzos de la pasada década de los años 90 y después de la guerra ruso-georgiana de agosto de 2008 fue reconocida por Moscú como Estado independiente, al igual que Abjasia, otra región separatista georgiana.

Desde entonces, las independencias del Osetia del Sur y Abjasia, ambas regiones fronterizas con Rusia, han sido reconocidas también por Venezuela, Nicaragua y los Estados insulares de Nauru y Tuvalu.