Archivo de Público
Viernes, 6 de Abril de 2012

Rivera: "Es un triunfo importante, pero aún faltan dos partidos"

EFE ·06/04/2012 - 23:15h

EFE - El jugador de España Viran Morros (c) celebra un gol ante Serbia con su compañero Gedeón Guardiola, en el partido correspondiente al Torneo Preolímpico de clasificación para los Juegos Olímpicos de Londres 2012 que se ha celebrado en el Centro de Tecnificación de Alicante.

El seleccionador español de balonmano, Valero Rivera, advirtió, pese a reconocer la importancia del triunfo (30-27) cosechado hoy sobre Serbia, que todavía faltan por disputar dos durísimos partidos para lograr el objetivo.

"Todos sabíamos que el partido de hoy era importantísimo, porque podía condicionar, para lo bueno o para lo malo, todo el resto del torneo, pero sólo es el primer partido de tres y mañana nos toca enfrentarnos a una Argelia que hoy sólo ha perdido de uno (28-27) con Polonia", señaló Rivera.

El técnico español confía en que no se repitan los errores cometidos en el arranque del primer tiempo de hoy, que Valero Rivera no dudó en achacar a la enorme tensión acumulado por el equipo español en los últimos días.

"Sólo llevamos una semana aquí, pero a veces una semana puede ser muy larga, es tan grande la ilusión de los jugadores por estar en los Juegos, son tan conscientes de que nos jugamos estar en la competición más grande posible, que surgen esos errores", indicó el preparador español.

Aunque no todos los errores, como reconoció el propio Rivera, pueden atribuirse al exceso de ganas del conjunto español, que como explicó el seleccionador jugó en el arranque de partido excesivamente cerca de la defensa balcánica.

"En esos primeros cuatro minutos no hemos jugado bien, hemos jugado muy próximos a su defensa, pero hemos cambiado rápidamente, hemos sacado a otros jugadores que juegan más alejados y luego creo que hemos hecho un muy buen partido", concluyó Rivera.

Una idea en la que coincidió el extremo Víctor Tomás, elegido mejor jugador del partido por el equipo español, que destacó la reacción del equipo español, tras un inicio de partido en el que nada le salió a la selección.

"Es cierto que nuestra salida no ha sido todo lo acertada que esperábamos y de ahí ese 0-3, pero a partir de ahí el equipo ha hecho las cosas bien y ha ganado un partido muy tenso en el que ha sido clave el apoyo que hemos recibido en todo momento desde la grada", comentó el extremo español.

Por su parte, el seleccionador serbio, Veselin Vukovic, achacó la derrota a los problemas del conjunto serbio para resolver las inferioridades numéricas que sufrió en la segunda parte.

"Creo que hubiera sido más justo un marcador más ajustado, porque ha sido un partido muy igualado, en el que nosotros no supimos resolver en la segunda parte las superioridades del conjunto español", señaló Vukovic.

Un planteamiento sobre el que también incidió el extremo Ivan Nikcevic, que no dudó en achacar la derrota a las dos exclusiones que sufrió Serbia en el último tramo del partido.

"Hemos perdido la concentración defensiva y el partido se nos ha escapado con esas dos exclusiones", concluyó el extremo internacional serbio.