Archivo de Público
Jueves, 5 de Abril de 2012

El Gobierno asume que continuarán las presiones de los mercados

De Guindos descarta una posible intervención y propone más reformas: "Quedan muchas cosas por hacer"

PÚBLICO.ES ·05/04/2012 - 23:17h

Luis de Guindos, durante una entrevista con Reuters, ayer.-Juan Medina/REUTERS

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, no ve cerca la posibilidad de que España sea intervenida. "Es la peor de las alternativas, es la última", ha dicho en una entrevista a Radio Nacional, en la que ha defendido la batería de reformas "profundas e importantes" que ha llevado a cabo el Ejecutivo.

Tras el repunte de la prima de riesgo, que se ha colocado por encima de los 400 puntos (algo que no ocurría desde noviembre), de Guindos ha querido resaltar la "capacidad de España para salir por si sola" de la crisis. Aunque, según ha dicho, para ello "habrá que pelear" y seguir con las reformas, "sabiendo que episodios como este vamos a tener más": "Quedan muchas cosas por hacer", ha sentenciado.

"(La intervención) dependerá de nosotros, de lo que hagamos", ha completado el titular de Economía, que, volviendo a recurrir a la herencia recibida para justificar la dura situación, ha reconocido que las soluciones no son a corto plazo, aunque, ha asegurado, "se están poniendo".

"Pondría de manifiesto el fracaso de las políticas económicas", admite sobre una hipotética intervención

"Nadie nos lo ha pedido, no está encima de la mesa y pondría de manifiesto el fracaso de las políticas económicas, quitaría autonomía", ha recalcado sobre la posibilidad de que España recurra al fondo permanente de rescates de la Unión Europea (MEDE). Un mecanismo cuya puesta en marcha, sin embargo, ha considerado urgente, como parte de las medidas que se han de emprender para paliar las "dudas sobre el crecimiento económico de la Unión", a las que ya había culpado del batacazo en las bolsas.

Respecto al cuestionamiento de los presupuestos por parte de la prensa internacional, que consideran que no solventarán el problema del déficit autonómico, se ha mostrado plenamente consciente de que supone el principal punto de debilidad de España en la percepción de los mercados. Por ello, ha dicho, será donde continuarán incidiendo, a través de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y del establecimiento de controles.

Sobre las declaraciones del presidente de Francia, el conservador Nicolas Sarkozy, el ministro de Economía ha atribuido la nueva comparación de la situación de España con la de Grecia a la campaña electoral francesa, en la François Hollande se postula como favorito para apartarle del poder en los próximos comicios.