Archivo de Público
Jueves, 5 de Abril de 2012

El presidente iraquí pide fijar la fecha de la conferencia nacional y resolver la crisis

EFE ·05/04/2012 - 18:20h

EFE - El vicepresidente de Irak Tareq Al-Hashemi (d) habla con periodistas durante una rueda de prensa conjunta con Iyad Allawi (i) exprimer ministro de Irak. EFE/Archivo

El presidente iraquí, Yalal Talabani, instó hoy a fijar una nueva fecha para la conferencia nacional destinada a sacar al país de la actual crisis política, después de que la reunión prevista para el jueves fuera aplazada sine die.

"Pedimos al Comité Preparatorio (de la conferencia) intensificar su trabajo para llegar a entendimientos que nos ayuden a determinar una nueva fecha para celebrar pronto esa cita", subrayó el mandatario en un comunicado difundido por la Presidencia.

Asimismo, explicó que las reuniones llevadas a cabo la víspera para resolver los diferentes temas de discrepancia no lograron llegar a buen puerto.

Debido a la "complejidad" del asunto, dijo Talabani, se decidió "proseguir con las conversaciones hasta alcanzar soluciones a los problemas pendientes".

En su opinión, esta conferencia es la mejor forma para debatir todos los temas, y lamentó que la adopción de posturas negativas por parte de algunos sectores -que no identificó- hayan contribuido a retrasar la celebración de la cita.

El llamamiento de Talabani se produce un día después de que el Comité Preparatorio de la Conferencia Nacional fracasara en alcanzar un acuerdo sobre la agenda de trabajo y los asuntos que serán debatidos en esa reunión.

Irak se encuentra sumido en una grave crisis política después de que en diciembre las autoridades emitieran una orden de detención contra el vicepresidente suní, Tareq al Hashemi, acusado de delitos de terrorismo.

El vicepresidente buscó refugio en el Kurdistán iraquí después de ser acusado, y su bloque político, Al Iraqiya, llegó a boicotear temporalmente las reuniones del Gobierno y del Parlamento en señal de protesta.

Hoy, Al Hashemi, aseguró que regresará a su país pese a la orden de detención en su contra, tras los rumores de que tenía intención de permanecer en Arabia Saudí, donde está de gira.