Archivo de Público
Jueves, 5 de Abril de 2012

Detienen al sobrino de la mujer que apareció muerta en Vilalba (Lugo)

EFE ·05/04/2012 - 10:43h

EFE - Un vehículo de la Guardia Civil en Galicia. EFE/Archivo

La Guardia Civil ha detenido al sobrino de Felicitas López Graña, la mujer de 66 años que apareció muerta en su domicilio, en una parroquia del municipio de Vilalba (Lugo), con un fuerte golpe en la cabeza, aparentemente propinado con un objeto contundente.

El sobrino de la fallecida, un hombre de mediana edad que responde a las iniciales Alfonso G.C., padecía desde hace años graves problemas psiquiátricos y residía con su madre, cuñada de la difunta, en la misma casa que la víctima y su marido, ubicada en el lugar de Adaulfe, en la parroquia de San Simón.

Según informaron a EFE fuentes de la Guardia Civil, Alfonso G.C. ha sido detenido como sospechoso de haber provocado la muerte de su tía, pero de momento la investigación sigue abierta y los agentes de la Policía Judicial, que se han hecho cargo del caso, están a la espera de recibir el informe del forense para conocer las causas exactas del deceso.

El cadáver fue hallado en torno a las cinco de la tarde de ayer en la propia vivienda familiar, y hasta el lugar de los hechos se desplazaron, un par de horas más tarde, varias unidades de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Lugo, que todavía continúan con las pesquisas.

Por otra parte, las mismas fuentes del instituto armado señalaron que al menos hasta primera hora de la mañana de hoy no había aparecido el objeto con el que supuestamente fue golpeada la víctima, posiblemente un hacha.

Fuentes del entorno de la familia dijeron a Efe que cuando fue localizado el único sospechoso, ayer por la noche, se encontraba muy alterado, por lo que fue evacuado, custodiado por agentes de la Guardia Civil, a un centro médico, en el que fue sometido a un reconocimiento psicológico.

Posteriormente, fue oficialmente detenido, aunque esta mañana todavía continuaba ingresado en un centro sanitario bajo custodia policial y a la espera de pasar a disposición del Juzgado de Vilalba, que ayer se hizo cargo de la investigación y decretó el levantamiento del cadáver a medianoche.

Fuentes próximas a la familia indicaron a EFE que la Guardia Civil acordonó todo el perímetro de la casa y agentes de la Policía científica buscaron pruebas durante buena parte de la noche en el interior de la vivienda e incluso en las inmediaciones del inmueble.

Según esos mismos informadores, buscaban el objeto con el que pudo haberse perpetrado el crimen.

Se da la circunstancia de que el fallecimiento de esta mujer es la tercera muerte por causas violentas que se produce en la comarca lucense de Terra Chá en lo que va de año, dado que hace poco más de un mes se produjo en el municipio de Xermade, en la parroquia de Burgás, otro doble crimen que todavía no ha sido esclarecido.