Archivo de Público
Miércoles, 4 de Abril de 2012

Las estatinas revertirían la aterosclerosis coronaria leve

Reuters ·04/04/2012 - 18:45h

Por Will Boggs

Un estudio realizado en Corea revela que las dosis habituales de atorvastatina y, aún mucho más, de rosuvastatina inducen la regresión de la placa de aterosclerosis coronaria leve en los pacientes que nunca tomaron estatinas.

"La regresión de la placa aterosclerótica observada en el 70 por ciento de los pacientes es un poco más grande que (la registrada) en estudios previos sobre estatinas", explicó el doctor Seung-Jung Park, de la Universidad de Ulsan, en Seúl.

Pero aclaró: "Sólo incluimos a los pacientes con placa coronaria leve que son los más propensos a responder a la terapia con estatinas".

En American Journal of Cardiology, el equipo de Park utilizó ultrasonido intravascular (IVUS, por sus siglas en inglés) para comparar los efectos de la atorvastatina (10-20 mg/día) con los de la rosuvastatina (10 mg/día) en las placas de aterosclerosis de las arterias coronarias.

El ensayo, llamado ARTMAP, incluyó 350 pacientes (271 evaluados al inicio del estudio y con un seguimiento con IVUS).

El resultado primario, que fue el cambio porcentual del volumen total del ateroma (VTA) a los seis meses, fue significativamente mayor con la rosuvastatina (-7,4 por ciento) que con la atorvastatina (-3,9 por ciento).

La regresión de la placa (cualquier cambio negativo en el VTA) alcanzó a una mayor cantidad de participantes tratados con rosuvastatina (un 78,1 versus un 65 por ciento), pero el cambio en el porcentaje del volumen del ateroma no varió significativamente entre los grupos tratados.

A los seis meses, la determinación de los lípidos mejoró casi por igual en ambos grupos.

"Por lo tanto, podríamos especular que el efecto de la rosuvastatina sobre la lesión de la enzima reductasa hidroximetilglutaril CoA es mayor que el de la atorvastatina, lo que induce la regresión de la placa coronaria. De todos modos, esta hipótesis debería confirmarse", escribe el equipo.

"La regresión de las placas avanzadas con alto nivel de calcificación no sería viable aun con el uso de estatinas", aclaró Park. "Por lo tanto, cuanto más precoz sea el inicio de la terapia, mejores serán los resultados", agregó.

Por ahora, se desconoce si las diferencias entre la atorvastatina y la rosuvastatina se traducirían en una superioridad clínica de la rosuvastatina.

"La calidad y la cantidad de la placa es importante en los pacientes con enfermedad coronaria. Se necesitan más estudios con nuevos equipos de evaluación por imágenes para investigar la calidad (vulnerabilidad) de las placas de aterosclerosis", sostuvo.

FUENTE: American Journal of Cardiology, online 20 de marzo del 2012