Archivo de Público
Miércoles, 4 de Abril de 2012

Cadáveres humanos para salvar vidas en las carreteras

Aragón acogerá un proyecto puntero para ensayar accidentes de tráfico con cuerpos humanos

PÚBLICO.ES / EUROPA PRESS ·04/04/2012 - 18:06h

Pruebas con un maniquí en las instalaciones del I3A en Alcañiz.

El Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) va a acoger un laboratorio de investigación sobre los efectos de los accidentes de tráfico que utilizará cadáveres humanos en sus ensayos. Será uno de los escasos centros en el mundo que haga este tipo de pruebas, posibles gracias a los programas de donación de cadáveres. Se estima que por cada ensayo realizado con un cadáver humano se salvan 60 vidas.

Concretamente, éste será el primer laboratorio de biomecánica avanzada de impacto de España, el tercero de Europa y el octavo del mundo, después de que la Comisión Europea le haya concedido el desarrollo del proyecto BIO-ADVANCE, correspondiente al 7º Programa Marco.

El proyecto 'Avances en seguridad del tráfico mediante la investigación de la tolerancia humana al impacto' será coordinado por el investigador del I3A, Juan José Alba López, y servirá para desarrollar un programa de ensayos con cadáveres humanos que permitirá avanzar en el conocimiento de la cinemática tridimensional de la columna vertebral de los seres humanos ante impactos frontales y oblicuos, ha informado la Universidad de Zaragoza en un comunicado.

Los ensayos se desarrollarán a lo largo de dos años en el Laboratorio de Tecnologías y Sistemas para la Seguridad en Automoción (TESSA), que el I3A mantiene operativo en el parque tecnológico de Motorland, en Alcañiz (Teruel). El proyecto contará, además, con la incorporación de Francisco J. López Valdés, ingeniero español que trabaja en el Centro de Biomecánica Aplicada de la Universidad de Virginia (Estados Unidos), gracias al Programa Marie Curie para la movilidad de investigadores.

Por cada ensayo realizado con un cadáver humano se salvan 60 vidas  Los resultados de los laboratorios acreditados en el mundo para el ensayo de cadáver completo estiman que por cada ensayo realizado con un cadáver humano se salvan 60 vidas y se evita un incalculable número de lesiones.

De ahí, que la suma de la Universidad de Zaragoza al grupo de laboratorios en el mundo que pueden realizar estos experimentos y la capacidad de usar similar metodología a la usada por el centro de referencia mundial Center for Applied Biomechanics puede contribuir "muy significativamente a generar datos sobre los que validar otros modelos". 

Las familias de los donantes son informadas

Desde la Universidad de Zaragoza han precisado que conocer la respuesta mecánica del cuerpo humano durante un accidente de tráfico ha ayudado a los ingenieros a desarrollar medidas de seguridad de "gran efectividad", desde cinturones de seguridad a 'airbags'.

Los investigadores destacan la importancia de las donaciones Los investigadores destacan la importancia de las donaciones voluntarias para programas de investigación. Los donantes, o sus familias, son expresamente informados sobre el programa de investigación que se pretende desarrollar, de forma que comprendan la utilidad de este tipo de investigación para proteger a la sociedad de lesiones que ocurren todos los días en las carreteras. La investigación con cadáveres humanos "se conduce siempre con el máximo respeto al donante, de acuerdo con procedimientos revisados y aprobados por una Comisión Ética externa al grupo de investigación", han sostenido las mismas fuentes.

Los laboratorios americanos continúan utilizando cadáveres para evaluar y mejorar la biofidelidad de los 'dummies', mientras que la mayoría de laboratorios europeos han abandonado este tipo de ensayos debido a la complejidad de su puesta en marcha.