Archivo de Público
Miércoles, 4 de Abril de 2012

Al menos 10 muertos en un atentado en el Teatro Nacional de Mogadiscio

EFE ·04/04/2012 - 12:04h

EFE - El primer ministro somalí, Abdiweli Mohamed Ali, estaba hablando en la ceremonia en el momento de la explosión, aunque no resultó herido. EFE/Archivo

Al menos 10 personas murieron hoy y varias docenas resultaron heridas, entre ellas el ministro de somalí de Finanzas, en un atentado suicida cometido en el Teatro Nacional de Mogadiscio, del que salieron ilesos el primer ministro y otros tres miembros de su gabinete.

El director de la Televisión Nacional Somalí, Liban Ali Nur, presente en el teatro en el momento de la explosión, dijo a Efe que una mujer se hizo pasar por periodista y se inmoló en medio de un acto organizado por el Gobierno Federal de Transición (GFT) de Somalia.

Según pudo comprobar Efe, entre los fallecidos se encuentran los presidentes de la Federación de Fútbol de Somalia, Said Mohamed Mugabe, y del Comité Olímpico del país, Adam Haji Yabarow.

El ministro somalí de Defensa, Hussein Arab Isse, confirmó a Efe que el primer ministro del país, Abdiweli Mohamed Ali, estaba hablando en la ceremonia en el momento de la explosión, aunque no resultó herido, al igual que otros tres miembros de su gabinete que también resultaron ilesos.

El ministro somalí de Finanzas y dos diputados del país africano sí resultaron afectados por la explosión, así como varios periodistas y destacados artistas somalíes.

Aunque todavía ningún grupo se ha responsabilizado del atentado, la milicia islamista radical somalí Al Shabab, que el pasado febrero anunció su unión formal con la red terrorista Al Qaeda, lleva a cabo ataques de este tipo en la capital somalí de forma rutinaria.

La milicia combate desde 2006 a las tropas del GFT y de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), apoyadas por fuerzas de Etiopía, para instaurar un Estado musulmán de corte wahabí en el país.

Somalia carece de un gobierno efectivo desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, y pasaron a controlar su territorio señores de la guerra tribales, milicias islámicas y bandas de delincuentes armados.