Archivo de Público
Miércoles, 4 de Abril de 2012

La Fiscalía rusa no halla irregularidades en la condena a Jodorkovski

EFE ·04/04/2012 - 08:23h

EFE - El exmagnate petrolero ruso, Mijaíl Jodorkovski, atiende durante la sesión celebrada en el Tribunal de Moscú, Rusia. EFE/Archivo

La Fiscalía rusa no halló irregularidades en la condena al exmagnate petrolero Mijaíl Jodorkovski, que cumple una pena de 13 años de prisión por varios delitos económicos, después de que el presidente ruso Dmitri Medvédev ordenara revisar la legalidad de diversas condenas a 32 personas, informa hoy la agencia Interfax.

"La Fiscalía ha llegado a la conclusión de que las condenas que tengan que ver con los casos penales (...) que el presidente dispuso estudiar eran legales y tenían fundamento", dijo a Interfax una fuente de la cartera cercana a la investigación.

Con todo, se detectaron infracciones en el procedimiento judicial contra la activista de la organización opositora no parlamentaria La Otra Rusia, Taisia Ósipova, que fue sentenciada a diez años de cárcel por tráfico de drogas, cargos que sus colegas consideran fabricados por las autoridades.

Con anterioridad, ya se anunció que el caso de Ósipova iba a ser revisado debido a numerosas denuncias de irregularidades en el fallo por parte de sus abogados.

La iniciativa de Medvédev de revisar las condenas coincidió con la proclamación de la victoria en las elecciones presidenciales celebradas el pasado 4 de marzo del primer ministro ruso, Vladímir Putin, criticado por muchos de perseguir a la oposición política.

La defensa de Jodorkovski se mostró entonces con escepticismo y dijo que no hay motivo para comentar la orden de Medvédev mientras no haya resultados concretos de su iniciativa.

Jodorkovski, en prisión desde 2003 en cumplimiento de dos condenas, la segunda por robar crudo a su propia compañía, ha denunciado que el proceso en su contra tiene motivaciones políticas y busca legitimar la fraudulenta nacionalización de su empresa Yukos y la venta de sus activos a la estatal Rosneft.

Por su parte, el primer ministro ruso, Vladímir Putin, ha defendido el proceso judicial abierto contra el empresario, considerado un preso político por activistas de derechos humanos.