Archivo de Público
Martes, 3 de Abril de 2012

Siria ya ha empezado a aplicar el plan de Annan, según Rusia

EFE ·03/04/2012 - 14:13h

EFE - Fotografía de archivo fechada el 16 de marzo de 2012 del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, en la sede de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza. EFE/Archivo

Siria asegura que ya ha empezado a aplicar el plan propuesto por el mediador internacional, Kofi Annan, que incluye la retirada de tropas y armamento pesado de las ciudades, informó hoy la Cancillería rusa en un comunicado.

Así se lo manifestó el embajador sirio Riad Haddad al viceministro de Exteriores ruso, Mijaíl Bogdánov, durante una reunión en Moscú, señala la nota oficial.

"En particular, (el embajador sirio) confirmó que Damasco ha procedido al cumplimiento de las obligaciones contempladas en el plan de arreglo pacífico propuesto por el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan", precisa.

El diplomático también resaltó "los esfuerzos que están realizando los dirigentes sirios para la normalización de la situación en el país".

Por su parte, Bogdánov "expresó la satisfacción de la parte rusa con la decisión de las autoridades sirias de dar el primer paso y completar el repliegue de las tropas y armamento pesado de las poblaciones antes del 10 de abril".

Además, durante la conversación "se destacó la necesidad de pasos recíprocos por parte de la oposición y sus grupos armados, incluidas su adscripción al plan de Annan y la adopción de medidas prácticas para su realización".

Un equipo de la ONU llegará a Siria en las próximas 48 horas para preparar el terreno ante el eventual despliegue posterior de una misión de observadores que verificaría el cumplimiento del plan de paz de Annan.

Annan arrancó al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, la promesa de que el 10 de abril es la fecha límite para aplicar el plan de paz que el primero le presentó en Damasco hace cerca de un mes.

Entre los puntos principales de ese documento figuran el cese completo de la violencia por parte de todas las partes en conflicto, la liberación de los presos políticos y el acceso de la ayuda humanitaria en favor de las víctimas, así como de la prensa internacional.

Según la ONU, desde el inicio de las protestas en el país árabe hace poco más de un año, unas 9.000 personas han perdido la vida, más de 200.000 se han desplazado a otras zonas dentro del país y 30.000 se han refugiado en países vecinos, especialmente en Turquía.