Archivo de Público
Lunes, 2 de Abril de 2012

Ratones luminosos para ver cómo crecen y actúan los tumores y la metástasis

EFE ·02/04/2012 - 21:36h

EFE - Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), que ha facilitado esta imagen, han creado unos ratones transgénicos en los que, gracias a unos genes luminiscentes, se puede ver como progresan los vasos linfáticos que acompañan a los tumores, algo esencial para observar su crecimiento y cómo se generan la metástasis.

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han creado ratones transgénicos en los que, gracias a unos genes luminiscentes, se puede ver como progresan los vasos linfáticos que acompañan a los tumores, algo esencial para observar su crecimiento y cómo generan la metástasis.

Una de las principales vías que usan las células cancerígenas para diseminarse por el organismo y generar metástasis es el sistema linfático, pero este es un proceso todavía poco comprendido.

Los ratones creados por los investigadores del CNIO, liderados por Sagrario Ortega, ayudarán a estudiar este proceso y averiguar qué tumores utilizan más el sistema linfático para extenderse.

La técnica, que aparece mañana en la revista Proceedings, es tan precisa que incluso permite ver qué ganglios linfáticos están a punto de ser invadidos por células tumorales.

Aunque a simple vista los ratones creados por el grupo de Ortega parecen normales, tienen varios genes luminiscentes adicionales que se expresan en las paredes de los vasos linfáticos.

Uno de estos genes es el de una proteína llamada luciferasa, responsable de que las luciérnagas emitan luz.

Cuando se inyecta en los ratones una sustancia que actúa sobre la luciferasa, los vasos linfáticos de los ratones emanan una luz que es captada en la oscuridad por cámaras especiales.

El otro gen, el de la proteína fluorescente verde (GFP), permite visualizar los vasos linfáticos a cualquier nivel celular.

Estos ratones son muy útiles para estudiar el cáncer y la metástasis porque sus vasos linfáticos emiten mucha más luz cuando están proliferando, algo que ocurre ante la presencia de tumores.

Cuando un tumor crece en un tejido crece también la red linfática que lo rodea y las células cancerígenas recurren a esas nuevas vías para desplazarse y formar metástasis.

"Hoy se dispone de varias técnicas para visualizar la proliferación de los vasos sanguíneos, pero no de los linfáticos", explica Sagrario Ortega.

Se trata, pues, de la primera vez "que vemos este proceso en un animal vivo y con una precisión tal que se detecta la activación de los ganglios linfáticos antes de que lleguen las primeras células tumorales", agrega la investigadora.

Por todo ello, estos ratones "proporcionan una herramienta muy valiosa para el estudio de la metástasis y para el desarrollo y ensayo de nuevas terapias antimetastásicas", puntualiza Ortega.

Los nuevos ratones transgénicos ya están siendo utilizados por equipos del CNIO para buscar marcadores que identifiquen a los tumores que más generan metástasis por la vía linfática, y también para investigar cómo bloquear el proceso farmacológicamente.