Archivo de Público
Lunes, 2 de Abril de 2012

El PSOE resume la era Rajoy en "mentira, injusticia e ineficacia"

Según los socialistas "la vida es más cara" y el empleo "más precario" desde que los conservadores se hicieron con el poder

IÑIGO ADURIZ / JUANMA ROMERO ·02/04/2012 - 17:30h

EFE - Elena Valenciano, vicesecretaria general del PSOE, hoy, en rueda de prensa en la sede federal de su partido.

"La vida es más cara, el empleo es más precario, el despido es más barato y los impuestos son más altos". El balance que hace el PSOE de los cien días de Mariano Rajoy al frente del Gobierno no puede ser más negativo. Han transcurrido los primeros meses de un Ejecutivo conservador que, a juicio de los socialistas, han puesto de manifiesto que "Rajoy no era el milagro". Porque desde su llegada ni se ha creado empleo, ni se prevé una mejora de la situación económica, como prometió el actual presidente durante la campaña electoral que le llevó a la Moncloa.

Han sido cien días "fructíferos", según ha asegurado la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, en rueda de prensa en la sede federal del partido. Aunque sólo para "recortar derechos, para los defraudadores, para el sector más integrista de la Conferencia Episcopal, y para el sector más ultraliberal de la CEOE". "No para el conjunto de los ciudadanos".

La primera etapa de Rajoy en el Gobierno se ha caracterizado, a su juicio, por las "contrarreformas", y por tres elementos comunes: "La mentira, la injusticia y la ineficacia". Para llegar a esa conclusión los socialistas tan sólo han tenido en cuenta las dos principales iniciativas que han puesto en marcha los conservadores: la reforma laboral y los Presupuestos. 

El Gobierno ha mentido, afirmó Valenciano, porque "se comprometió a no abaratar el despido" y la nueva legislación laboral lo abarata. Y porque las cuentas que ha presentado para este año "suben los impuestos" cuando el propio Rajoy dijo que no los iba a incrementar. Se ha pasado "del engaño" del presidente del Ejecutivo, al "desengaño" que según ella ha supuesto para los ciudadanos conocer los verdaderos propósitos del PP. 

Recortes de derechos

Los cien días han instaurado una "profunda injusticia" en España porque, según la número dos del PSOE, la reforma laboral "está completamente desequilibrada en favor del empleador, limita y recorta los derechos de los trabajadores y precariza el empleo". Y han sido "ineficaces", porque ni el nuevo marco legislativo laboral va a crear empleo, ni los Presupuestos van a servir para crear empleo.

Los socialistas han elaborado un extenso documento [descargar aquí] en el que, en cien puntos, advierten de la "huella" que en su opinión están dejando los últimos cien días para el futuro de la economía y la sociedad española. Consideran que se ha "destruido" el modelo de relaciones entre empresarios y trabajadores. O que se ha proclamado "una regresión social sin precedentes" en el país.

"Generalización del copago"

El PSOE denuncia, entre otras cuestiones, que el PP está "abriendo el camino" para la "generalización del copago" en la sanidad pública, y que se están "anticipando involuciones" en relación a diversos asuntos como la educación o la energía nuclear. El Gobierno, añade el texto de los socialistas, está "poniendo en riesgo" la continuidad del modelo de televisión pública. 

 Al propio Rajoy, los socialistas le acusan de "instalarse en el pesimismo". "En una suerte de ponerse la venda antes que la herida", añade el documento, haciendo gala "de una ostensible falta de confianza en el diálogo y en la negociación", al aprobar la reforma laboral "sin gastar una sola hora de diálogo con los líderes sindicales". El PSOE hace su propio repaso de los cien días de Gobierno ministerio a ministerio.

IU: "CIEN DÍAS QUE DEJAN ESPAÑA COMO UN DESIERTO"

Suspenso, suspensísimo al Gobierno de Mariano Rajoy por parte de IU. "Nunca en 100 días se ha hecho tanto daño y se ha creado tanto sufrimiento", resumió expresivamente Cayo Lara, preguntado hoy en rueda de prensa en el Congreso. El Ejecutivo, dijo, "ha sobrepasado todas las previsiones" habidas y por haber, ha dado varias vueltas de tuerca a las políticas de José Luis Rodríguez Zapatero. Lo ha hecho con la reforma laboral "más dura" de toda la democracia, con unos Presupuestos del Estado que son una pura "declaración de guerra a la mayoría social" y que perdona a los defraudadores, con la vía libre al "repago en sanidad", a la subida de impuestos en la Justicia, la apuesta a la larga por la "privatización de los servicios públicos".

El coordinador federal, como hizo también el PSOE, entiende que Rajoy, con su gestión en estos 100 primeros días, está pagando favores. Concediendo "regalos" a la banca o a la Iglesia, a la que le ha prometido la regresión del aborto o en Educación para la Ciudadanía. En suma, "100 días que dejan a España como un desierto de derechos laborales, sociales y salariales y donde los poderosos brindan con champán, porque el Gobierno del PP se quitó la careta, no está cumpliendo con lo que prometió en campaña y se ha entregado completamente a los poderosos y defraudadores". Pero que se ande con tiento, le avisó de nuevo Lara, porque las urnas le han dado un palo en Andalucía y en Asturias y el 29-M triunfaron la huelga general y las movilizaciones.