Archivo de Público
Lunes, 2 de Abril de 2012

El IBEX se muestra indeciso y cae el 0,06 por ciento

EFE ·02/04/2012 - 08:59h

EFE - Dos inversores miran en la sede de la Bolsa española los paneles con la evolución de los valores que cotizan en el IBEX 35. EFE/Archivo

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX, se mostraba incapaz de seguir una tendencia definida en los primeros compases de la sesión y perdía el 0,06 %, en línea con la trayectoria errática del resto de mercados europeos.

A las 09.15 horas, el selectivo español perdía 5 puntos y se situaba en 8.001 unidades, en tanto que el Índice General de la Bolsa de Madrid retrocedía el 0,08 %.

Las principales bolsas europeas seguían trayectorias dispares, con alzas del 0,17 % en París, y caídas del 0,04 % en Milán.

Una vez reforzado el fondo de rescate europeo, los inversores no esperan de esta semana, más corta de lo habitual, al ser festivo el viernes, grandes novedades, ni siquiera del consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), que el jueves celebra su reunión mensual.

Los expertos cree que el organismo no modificará los tipos de interés en la zona del euro ni hará ningún anuncio extraordinario.

En la jornada de hoy, la oficina comunitaria de estadística Eurostat publica la tasa de desempleo en la zona el euro y la UE durante febrero, después de que el paro continuara su escalada en enero y alcanzara los niveles más altos desde 1997 y 2000, respectivamente.

Con excepción de las entidades financieras, la práctica totalidad de los valores del IBEX comenzaba la semana con pérdidas, que lideraba Abengoa con un descuento del 3,43 %.

En el otro extremo de la tabla, el Popular subía el 0,93 %, Caixabank, el 0,34 %, BBVA, el 0,05 %, Bankia, el 0,11 %, y Santander cotizaba plano.

Inditex y Telefónica lograban avances del 0,31 % y del 0,24 %, en tanto que Repsol perdía el 1,17 %, y Endesa, el 0,20 %.

Tanto la moneda única europea como el barril de petróleo Brent comenzaban la sesión al alza: en el mercado de divisas de Fráncfort, el euro se cambiaba a 1,3339 dólares, y el barril de referencia en Europa, a 123,15 dólares.