Archivo de Público
Domingo, 1 de Abril de 2012

El primer ministro turco prevé reconocer la legítima defensa del pueblo sirio si la ONU no actúa

EFE ·01/04/2012 - 08:26h

EFE - La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, conversa hoy con el ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, al inicio de la segunda cumbre del llamado grupo de los "Amigos de Siria", que acoge la ciudad de Estambul (Turquía).

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió hoy en Estambul en la apertura de la cumbre de los "Amigos de Siria" que su gobierno prevé reconocer la legítima defensa del pueblo sirio si las Naciones Unidas no actúan.

"Nadie podrá negarse a reconocer el derecho de legítima defensa del pueblo sirio" si el Consejo General de Naciones Unidas "no asume la responsabilidad de actuar", dijo el líder turco,

Erdogan hizo estas declaraciones en el discurso inaugural de la II Conferencia de Amigos del Pueblo Sirio, a la que han acudido representantes de unos 80 países, un incremento frente a la primera cita, celebrada el 24 de febrero en Túnez.

El primer ministro aseguró que Turquía "nunca va a interferir en los asuntos internos de otro país", pero a la vez prometió que hará lo posible para "resolver los conflictos en la región".

En ese sentido, apeló a la conciencia moral y al imperativo humanitario para poner fin a las masacres que ya han costado la vida de 9.000 personas "y probablemente más" en Siria.

Erdogan reiteró su apoyo al plan de Kofi Annan, enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe, aceptado por Damasco, pero apuntó que ya antes se habían visto "promesas, pero nunca acciones".

Pidió que no se le permita al presidente sirio, Bachar al Asad, "que convierta el Plan Annan en una estrategia para ganar tiempo".

Erdogan pidió también a la conferencia ofrecer "apoyo material al Consejo Nacional Sirio (CNS), que representa al pueblo sirio".

Por su parte, el primer ministro de Catar, Hamad ben Yasim Al Thani, y el secretario general de la Liga Árabe, Nabil Elaraby, insistieron en el papel primordial del CNS, al que pidieron "unificarse" y aglutinar a toda la oposición.

El presidente del CNS, Burhan Ghaliun, repitió las propuestas expuestas ya ayer, que incluyen el apoyo al Ejército Sirio Libre (ESL), la guerrilla compuesta principalmente por desertores que luchan contra el régimen de Asad.

"Sí: queremos ayuda humanitaria urgente; sí: queremos zonas seguras donde se puedan refugiar los civiles; sí: queremos que estas zonas las controle el Ejército Sirio Libre; sí: queremos que éste reciba todo el apoyo posible para defender a los civiles", manifestó Ghaliun.