Archivo de Público
Martes, 27 de Marzo de 2012

La biodiversidad, protagonista de la mayor muestra del Museo de Ciencias Naturales

El centro dependiente del CSIC mostará más de un millar de piezas

PÚBLICO ·27/03/2012 - 19:05h

Comunicación CSIC/ MNCN (CSIC) - La muestra pretende destacar la importancia de la biodiversidad.

El presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora-Tamayo, y el director del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC, Esteban Manrique, han inaugurado el martes 27 de marzo Biodiversidad, una nueva muestra permanente integrada por un millar de piezas, algunas de ellas únicas, que tiene como objetivo explicar la importancia de este concepto desde un punto de vista científico y de la conservación.

La muestra, que ocupa un espacio de 1.000 metros cuadrados en la zona de Biología, cuenta con un gran número de ejemplares procedentes de las colecciones del Museo, entre ellos, el elefante africano, un esqueleto de ballena de 21 metros de largo o el diorama de los abejarucos realizado por José María Benedito en el siglo XX.

Asimismo, reúne ejemplares únicos, como el lobo marsupial o el alca gigante, ambos extinguidos, y otros amenazados como el leopardo de las nieves, el urogallo o el oso pardo.

"La exposición, en la que hemos colaborado unos 30 investigadores del Museo, no sólo está dedicada a la biodiversidad; también profundiza en los conceptos de evolución y conservación. El fin último es concienciar a los visitantes, al mismo tiempo que mostrar proyectos concretos para que vean que detrás de todo museo de historia natural hay científicos trabajando en todos estos campos", destaca el investigador del CSIC Miguel Bastos, comisario de la exposición.

La exposición se articula en torno a tres ámbitos: biodiversidad, evolución y extinciones.

El primero de ellos explica cómo se distribuyen las especies en los diferentes biomas o áreas bióticas del mundo y cómo se manifiesta la biodiversidad en las formas, colores y relaciones entre los diferentes organismos que componen los ecosistemas.

Un espacio de transición ayuda a explicar el origen y el árbol de la vida. Allí es posible encontrar una zona de proyección de documentales, a través de la cual se accede al segundo ámbito, titulado La Biodiversidad, fruto de la Evolución.

La teoría de la evolución aparece detallada a través de la selección natural y sexual. Además, diversos apartados explican su base genética, así como su relación con el registro fósil. Una gran vitrina con una colección representativa de esqueletos de reptiles, mamíferos y aves hará que los visitantes hagan un ejercicio de anatomía comparada.

Otro espacio está dedicado a las extinciones producidas en el pasado remoto, desde un punto de vista geológico, y las más recientes relacionadas con la actividad humana dan paso al ámbito de la conservación, un espacio que recoge especies ya extinguidas, como el lobo marsupial o el alca gigante.

Según el comisario de la muestra: "La activa interacción de los investigadores ha facilitado que la exposición sea rigurosa, pero también actual y dinámica. A medida que se produzcan nuevos descubrimientos, se irá modificando con nuevos elementos expositivos".