Archivo de Público
Domingo, 25 de Marzo de 2012

Moscú cree la mediación de Annan puede ser la "última oportunidad" para Siria

EFE ·25/03/2012 - 15:11h

EFE - El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, (d) recibe al enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe, Kofi Annan, (i), a su llegada al encuentro que han mantenido en Moscú, Rusia, hoy, domingo, 25 de marzo de 2012.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, afirmó hoy durante una reunión con el enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, que la misión de éste podría ser la "última oportunidad" para resolver el conflicto sirio.

"Es probable que para Siria (su misión) sea la última oportunidad de evitar una prolongada guerra sangrienta", dijo el mandatario ruso durante la reunión con el ex secretario de la ONU.

También mostró su disposición para prestar cualquier tipo de apoyo a Annan con el fin de solucionar el conflicto armado en el que al menos 8.000 personas perdieron sus vidas, según datos de Naciones Unidas.

Annan aseguró que hará todo lo posible para garantizar el acceso de la ayuda humanitaria a "los que la necesitan" en Siria y expresó su esperanza de contar con el apoyo de Moscú, uno de los principales valedores internacionales del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

"Esperamos que, como siempre, podamos contar de nuevo con el apoyo y buenos consejos de Rusia", dijo el enviado especial.

Catalogó de "muy buenas" las conversaciones que ha mantenido hoy con el titular de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

"En general, Rusia está satisfecha con las actividades de Kofi Annan. Ahora es necesario darle más tiempo a su misión", dijo Guennadi Gatílov, viceministro de Exteriores ruso, una vez terminada la reunión entre el ex secretario general de la ONU y el jefe de la diplomacia rusa.

"En el futuro quedará claro si se requiere una reacción adicional por parte del Consejo de Seguridad de la ONU," precisó Gatílov, quien agregó que no hay plazos fijos al respecto y que "hay que ver cómo evoluciona la situación".

Al mismo tiempo, confirmó que Annan comparte la postura de Moscú sobre la improcedencia de un "escenario militar" en el conflicto sirio.

"Su misión está orientada al proceso pacífico. Sus tareas no incluyen ninguna clase de escenario militar", afirmó.

Rusia votó el pasado 21 de marzo a favor de la declaración del Consejo de Seguridad de la ONU que apoyaba las propuestas del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe.

Moscú apoyó desde el inicio mismo el nombramiento de Annan como representante especial para Siria y dejó claro que confía en su "experiencia política, incluida la de ex secretario general de la ONU, así como su alto prestigio ganado en los arreglos de críticas situaciones regionales".

El Kremlin, por cuya iniciativa se celebró esta visita a Moscú del ex secretario general, ha reiterado su rechazo a cualquier injerencia externa en el conflicto interno sirio.

Moscú adelantó una vez más que el apoyo a una de las partes en el conflicto sirio es inadmisible y se mostró en contra de los suministros de armas a la oposición siria.

Fuertemente criticado en Occidente por apoyar el régimen del presidente sirio, su principal aliado en Oriente Medio e importante comprador de armamentos rusos, el Kremlin insiste en que su postura ante la crisis siria es una "posición de principio".

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia destacó la víspera que las conversaciones con Annan se centraban en la "búsqueda de vías hacia una solución pacífica del conflicto interno sirio".

"Esa es precisamente la misión principal del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe", enfatizó la Cancillería rusa en un comunicado especial.

Para Moscú, el "plan Annan" está dirigido a ambas partes enfrentadas y busca imponer una tregua, iniciar un diálogo entre las autoridades y la oposición y acordar la llegada de ayuda humanitaria para la población necesitada, y no contiene llamamientos a un "cambio de régimen".