Archivo de Público
Domingo, 25 de Marzo de 2012

El nuevo presidente de Hong Kong promete defender la autonomía de la isla

EFE ·25/03/2012 - 08:55h

EFE - Vista del exterior del Consejo Legislativo de Hong Kong, ubicado en el distrito financiero central de Hong Kong (China). EFE/Archivo

Leung Chun-Ying, el candidato respaldado por Pekín elegido hoy nuevo presidente de Hong Kong, ha prometido defender el carácter autónomo de la isla durante su próximo mandato y trabajar en la instauración del sufragio universal electoral en la antigua colonia británica.

El nuevo jefe del ejecutivo, de 57 años y excoordinador del Comité Ejecutivo de Hong Kong, consiguió 689 votos de los 1.132 emitidos entre los 1.200 miembros del comité electoral de la isla.

Su segundo rival, Henry Tang, logró 285 votos, mientras que Albert Ho, el tercer contendiente, recaudó 76, en unos comicios con un nivel de participación que rozó el 95 %.

Tras conocerse los resultados electorales, Leung compareció públicamente para agradecer a los electores su apoyo y manifestar su compromiso de salvaguardar los valores fundamentales de Hong Kong y defender sus derechos y libertades al margen de la influencia del Gobierno de Pekín, que respaldó su candidatura a última hora.

En este sentido, Leung dejó claro que no es "miembro del Partido Comunista, ni lo soy a la sombra ni lo seré de ningún partido político en ninguna parte del mundo".

Así se defendió de las acusaciones de obedecer las órdenes del Gobierno de Pekín que su rival Tang había denunciado durante los últimos días de la campaña electoral y que hicieron perder a Leung parte del apoyo popular que había recibido.

Para reivindicar su autonomía, Leung defendió su apoyo a la instauración del sufragio universal en Hong Kong y reafirmó su compromiso de trabajar con los ciudadanos para conseguirlo.

Por su parte, Tang invitó al nuevo presidente electo a que escuche a la población hongkonesa y a que defienda la autonomía de Hong Kong respecto a China, así como su sociedad pluralista.

El candidato derrotado, que partía como favorito al comienzo de la contienda electoral, vio cómo su popularidad perdía apoyo, entre otros el de Pekín, después de que admitiera públicamente haber mantenido relaciones extramatrimoniales y haber cometido irregularidades urbanísticas en una de sus propiedades.

Esta caída de popularidad impulsó al Gobierno chino a depositar su confianza en su rival y ahora presidente electo, así como hicieron buena parte de los miembros del comité electoral de Hong Kong.

La campaña electoral estuvo marcada por el escándalo de sus candidatos y por las fuertes acusaciones que se lanzaron para conseguir el apoyo ciudadano que, como nunca, protestó masivamente durante las últimas semanas en contra del sistema electoral y la influencia China en los asuntos políticos en Hong Kong.

Las protestas culminaron hoy con miles de manifestantes, algunos de los cuales incluso acamparon durante la noche, que se dieron cita a las afueras del palacio de congresos de Hong Kong para exigir el sufragio universal en la ex colonia británica.

Hong Kong, considerado uno de los centros capitalistas más liberales del mundo, pasó como región administrativa bajo control chino hace quince años tras su cesión por parte del reino británico.

Bajo el lema de un país dos sistemas, Hong Kong cuenta con cierto grado de autonomía por parte del Gobierno chino, como libertad de prensa, libertades civiles y la promesa de conseguir la democracia plena.

Sin embargo y, desde entonces, el Ggobierno chino sigue controlando el sistema electoral en la isla y resistiéndose a establecer una elección directa hasta el año 2017, fecha anunciada para establecerse el sufragio universal.

Actualmente, sólo 1.200 miembros del comité electoral, que cuentan con la supervisión del Gobierno chino, tienen voz para elegir al nuevo presidente de Hong Kong de entre sus siete millones de habitantes.

Este comité, supervisado por el Gobierno de China, está compuesto por profesionales de los negocios, magnates y partidarios del Rjecutivo de Pekín.

El próximo mes de mayo, Leung relevará a Donald Tsang al frente del Ejecutivo de Hong Kong en los últimos ocho años.