Archivo de Público
Sábado, 24 de Marzo de 2012

Máxima presión en el Bernabéu

El Real Madrid, obligado a ganar a la Real Sociedad tras los dos últimos tropiezos y la polémica de Villarreal

PÚBLICO.ES / EFE ·24/03/2012 - 19:13h

Ronaldo, en el partido contra el Villarreal. EFE

El Real Madrid está obligado este sábado a cerrar su bache de dos empates consecutivos ante una Real Sociedad que no quiere pagar los platos rotos con la que sería su tercera derrota seguida.

La distancia con el Barcelona se ha recortado de diez a seis puntos. El bajón que anunció José Mourinho hace meses ha llegado cuando el Real Madrid ha afrontado la exigencia de jugar varios partidos por semana, y ante la Real Sociedad debe dar un golpe en la mesa con un equipo plagado de ausencias.

La locura final de El Madrigal deja numerosas bajas por sanción. Mesut Özil cumple sanción por haber sido expulsado. 'Lass' Diarra, por llegar a ciclo de amonestaciones. Y Pepe por insultar gravemente al colegiado Paradas Romero. Mourinho y Rui Faria en la grada. Finalmente en el campo Sergio Ramos tras retirar el Comité de Competición una de sus cartulinas amarillas.

Con esto, Mourinho saca lo que tiene: Kaká vuelve al centro del campo con Xabi Alonso y Khedira e Higuaín forma en ataque con Benzema y Ronaldo.

El objetivo madridista no es sólo ganar sino reencontrarse con el buen fútbol y la pegada que ha perdido en dos empates a uno consecutivos ante Málaga y Villarreal. Se espera que el calor de la afición del Santiago Bernabéu crezca respecto a los últimos partidos, como muestra de apoyo en un momento decisivo para el último impuso hacia el título de Liga.

La Real Sociedad necesita puntuar

Mientras, la Real Sociedad tratará de evitar en el Santiago Bernabeu su tercera derrota consecutiva, puntuar y dar más emoción a la Liga. Aunque la teoría dice que lo va a tener más que difícil en un campo en el que sólo ha logrado tres triunfos a lo largo de la historia, pero Philippe Montanier no renuncia a la sorpresa.

Ya lo hizo contra el Barcelona y seguro que José Mourinho habrá tomado nota del peligro de la Real Sociedad cuando le salen las cosas ante los grandes, como demostró también en Mestalla ante el Valencia y en la ida ante el propio equipo blanco.