Archivo de Público
Sábado, 24 de Marzo de 2012

Fallece un niño tras los disturbios en Port Said que dejaron 23 heridos

La ciudad egipcia ha sido el escenario de los choques entre los hinchas del equipo de fútbol Masry  y la Policía

EFE ·24/03/2012 - 13:23h

Un niño ha fallecido y 23 personas han resultado heridas en Port Said (Egipto), tras los violentos disturbios de la pasada madrugada entre seguidores del club de fútbol Masry y las fuerzas de seguridad.

La ciudad, escenario de la mayor tragedia del fútbol en Egipto el pasado febrero, está bajo el control de las fuerzas del orden, según ha informado una fuente de seguridad.

Las autoridades han reforzado en especial la seguridad en torno a la sede de la Compañía del Canal de Suez, donde se han producido los mayores choques entre los hinchas y la Policía. Los enfrentamientos se desataron tras las multitudinarias protestas de los ultras por la reciente sanción de dos años impuesta al citado club por la Federación Egipcia de Fútbol. Una medida que se debe a los sucesos del 1 de febrero pasado en el estadio de Port Said, que causaron 74 muertos al término del partido contra el club Al Ahly.

La cifra definitiva de víctimas en los enfrentamientos de esta madrugada cerca del edificio del Canal de Suez es de un muerto y 23 heridos, según el Ministerio egipcio de Sanidad.

El delegado del Ministerio de Sanidad en Port Said, Helmy Ali al Afny, ha explicado que el 99% de los heridos de la pasada madrugada presentaban síntomas de asfixia por los gases lacrimógenos. En cuanto al joven fallecido, Al Afny ha señalado que el menor entró en el hospital con un problema cardiaco, aunque la fuente de seguridad indica que la muerte se produjo por un disparo.

El responsable del Ministerio de Sanidad ha agregado que el adolescente fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde se le intentó reanimar sin éxito, y que ahora esperan el informe de la autopsia. Las fuerzas de seguridad dispararon al aire y lanzaron gases para dispersar a los manifestantes, ante el riesgo de que fueran a irrumpir en la sede de la compañía del Canal de Suez.

Estos disturbios han sido condenados por uno de los principales grupos juveniles, el Movimiento 6 de Abril, que en un comunicado ha expresado su rechazo a los enfrentamientos e insta a la calma. La sección de este grupo de Port Said niega su participación en las protestas y destaca que el movimiento sigue un método pacífico, después de que las autoridades egipcias le hayan acusado en otras ocasiones de alentar los disturbios.