Archivo de Público
Viernes, 23 de Marzo de 2012

El asesino de Toulouse recibió hasta 20 disparos, dos de ellos mortales

Abdelkader Merah ha declarado a los agentes que se siente "muy orgulloso" de su hermano. La Policía investiga si indujo al asesino a que cometiese los crímenes

PÚBLICO.ES/EP ·23/03/2012 - 22:04h

Un policía camina hacia el apartamento en el que el autor de los siete crímenes fue asesinado.-Jean-Paul Pelissier/REUTERS

El asesino de Toulouse recibió 20 tiros, dos de ellos, los que le provocaron la muerte, en la cabeza y en el abdomen. Son los resultados del informe forense, que ha arrojado algo más de luz sobre la muerte del autor de los siete asesinatos que han conmocionado a Francia, al que la Policía disparó tras más de 27 horas de operación policial.

Los datos revelados contrastan con la versión de los hechos ofrecida el jueves por el ministro del Interior, Claude Guéant, quien aseguró que Merah murió tras lanzarse por la ventana del baño de su apartamento.  El asesino llevaba en el momento de su muerte una chilaba sobre un chaleco antibalas, lo que explica que apenas tuviera heridas en el torso y que la mayoría de los disparos estuvieran localizados "esencialmente" en "los brazos y las piernas".

El principal responsable de los servicios secretos franceses (DCRI), Bernard Squarcini, ha explicado que no pudieron actuar con mayor rapidez para evitar que el militante de Al Qaeda cometiera los asesinatos en tres ataques distintos entre el 11 y el 19 de marzo, en Toulouse y Montauban. Mientras tanto, el hermano mayor de Mohamed Merah ha declarado a los agentes que se siente "muy orgulloso" de él.

Un día después de que el asesino muriera en la vivienda de Toulouse donde se encontraba atrincherado, Abdelkader Merah ha asegurado que no lamenta nada de lo que ha hecho su hermano y que aprueba sus acciones, según ha informado el diario francés Le Point.

El principal responsable del DCRI lamenta no haber podido actuar con más rapidez

La Subdivisión Antiterrorista de la Policía francesa y la Policía Judicial gala investigan si el hermano mayor, que ha permanecido bajo custodia policial desde la madrugada del miércoles, cuando se inició el despliegue de la RAID (Disuasión, Intervención, Investigación y Asistencia) para detener a Merah, pudo manipular a su hermano Mohamed e incitarle a que cometiese los crímenes.

Abdelkader, de 27 años de edad, profesa un salafismo muy radical, pero no violento. Y, aunque todavía no hay pruebas, la pólvora que ha sido encontrada en su vehículo y que todavía está siendo analizada tendrá un papel fundamental en la investigación sobre los lazos entre los dos hermanos.

Una profesora de inglés ha pedido un minuto de silencio por Merah en clase

Por otro lado, el ministro de Educación francés, Luc Chatel, ha solicitado a la dirección del Liceo Gustave Flaubert que suspenda "inmediatamente" de sus funciones a la profesora de un liceo de la ciudad de Rouen (al norte de Francia) que ha pedido a sus alumnos que guarden un minuto de silencio en recuerdo de Mohamed Merah, este viernes.

Según ha informado el diario digital Paris-Normandie, que ha hecho publica la noticia, quince de los adolescentes a los que impartía clase de inglés decidieron abandonar el aula en señal de rechazo a la petición de su maestra, que ha llegado a decir que la vinculación del fallecido con Al Qaeda ha sido "inventada por los medios y Sarko" (el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy).

"Una excelente educación"

El jefe de la DCRI, Bernard Squarcini, también ha afirmado que, aunque ha habido "víctimas inocentes, podrían haber sido más". "No pudimos actuar más rápidamente, nos habría gustado", ha añadido en una entrevista con el diario Le Monde. Asimismo, el asesino ha sido descrito por Squarcini como una persona que tenía "dos caras" y por eso no levantó sospechas antes, porque en distintas ocasiones en que trató con los servicios de inteligencia franceses en los últimos años demostró "una excelente cooperación y educación".

Si bien es cierto que viajó a Afganistán, a Pakistán y a varios países de Oriente Próximo, consiguió no aparecer "en los radares" del servicio de inteligencia exterior francés, que tampoco fueron alertados por los de otros países como Estados Unidos, según el director de la DCRI.