Archivo de Público
Viernes, 23 de Marzo de 2012

Rubalcaba: "El Gobierno que habla de transparencia esconde los presupuestos"

El líder socialista emplaza a asturianos y andaluces a no dar "las llaves de las escuelas y los hospitales públicos" a la derecha

PUBLICO.ES ·23/03/2012 - 19:10h

Una imagen del mitin del PSOE en Córdoba.- PSOE

El líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha lanzado esta tarde una advertencia a los andaluces y asturianos que están llamados a las urnas el próximo domingo. "No le deis las llaves de vuestras escuelas públicas o de vuestros hospitales a la derecha", aseguró durante el acto de cierre de campaña que celebró el PSOE en Córdoba.

Sus ataques volvieron a estar dirigidos contra el Gobierno de Mariano Rajoy. Rubalcaba advirtió de lo que podría ocurrir con los servicios públicos en Andalucía y Asturias en el caso de que ganaran los conservadores e insinuó que Rajoy está guardando sus medidas más duras para después de los comicios.

"No deis las llaves de vuestras escuelas y hospitales a la derecha"

Se refirió, en concreto, a la demora del Ejecutivo a la hora de presentar los Presupuestos Generales del año próximo. "¿Qué no tendrán los presupuestos que Rajoy prefiere el bochorno internacional a presentarlos?", se preguntó. 

En relación a la aprobación por parte del Consejo de Ministros de la nueva Ley de Transparencia, el líder del PSOE lamentó que el Gobierno "que habla de transparencia esconda sus presupuestos". 

"Ocultación y mentiras"

El secretario general del PSOE aseguró que el PP ha ganado las últimas elecciones con "ocultación y mentiras", lo que ha extrapolado al candidato Javier Arenas, y ha denunciado que está haciendo un "ajuste de cuentas con el estado del bienestar". Rubalcaba afirmó que el PSOE es un partido "ganador que hará presidente" a José Antonio Griñán, candidato socialista a la Presidencia de la Junta, durante otros cuatros años.

El dirigentes socialista ha pedido a los andaluces que se sientan orgullosos de lo que ha hecho su partido en la comunidad durante los últimos treinta años y ha exclamado: "Quién nos iba a decir hace treinta años que el cortijo de la derecha iba a ser una comunidad sin privilegios y con derechos". No ha dudado en demandar a los 3.000 asistentes que han llenado el Polideportivo Fatima que "no le den a Arenas las llaves" de una comunidad y un pueblo al que el PP ha considerado "siempre holgazán y perezoso".

El PP ha considerado "siempre holgazán y perezoso" al pueblo andaluz, según Rubalcaba

Rubalcaba, quien también cierra hoy la campaña junto a Griñán y el expresidente Felipe González en Sevilla, ha alertado de que tras el cambio producido tras las elecciones municipales y generales está el "retroceso" de los derechos y los recortes que está aplicando el Gobierno de Rajoy o los presidentes autonómicos populares.

"Arenas no es distinto a Cospedal o Feijoo y no dice nada" porque hará todo eso, ha advertido el líder socialista, quien ha explicado que los "cuentos de la derecha son viejos" y utiliza la crisis como "coartada" para poner en marcha "lo que siempre ha querido hacer, es decir un ajuste de cuentas del estado del bienestar".

Despido y copago

Rubalcaba ha vinculado el retraso en los presupuestos del Estado a motivos electorales y ha opinado que un Gobierno "sensato nunca" abarata el despido en plena crisis, ni aplicaría el copago sanitario o subiría los impuestos, "menos mintiendo y ocultando", ha precisado. "Prefiero mil veces que un enfermo que no lo está vaya al médico a que uno que está malo de verdad no pueda ir porque no puede pagarlo", ha criticado, a la vez que ha reprochado a Rajoy los cambios en la ley del aborto y la paralización de la dependencia. "Que Rajoy no se sacrifique más por nosotros, no más en nuestro nombre", ha enfatizado.

Convencido de que Arenas "no acompañará" a los andaluces en sus problemas, Rubalcaba ha ironizado afirmado que "no se sabe nada de él salvo que se ha presentado tres veces y ha perdido". Por ello, ha pedido el voto para Griñán y ha pedido a los asistentes que salgan a la calle para convencer a los indecisos el 25 de marzo.