Archivo de Público
Viernes, 23 de Marzo de 2012

Bryan Cranston afronta el final de "Breaking Bad", una serie "única"

EFE ·23/03/2012 - 09:38h

EFE - El actor estadounidense Bryan Cranston asiste el pasado mes de febrero a la 27 edición de los premios de cine Independent Spirit 2012 en Santa Monica, California (EE.UU.). EFE/Archivo

Bryan Cranston, el protagonista de "Breaking Bad", serie por la que ha ganado tres premios Emmy consecutivos como mejor actor de drama, comienza esta semana el rodaje de la quinta y última temporada de un programa "único en la historia de la televisión".

"No quiero ser hiperbólico, pero la estructura de las series siempre se basa en personajes que nunca cambian", afirmó el intérprete en un reciente encuentro en un hotel de Los Ángeles (California) con un grupo reducido de medios, entre ellos Efe.

"Fijaos en Thomas Magnum o en los chicos de 'Friends'. Siempre son iguales. Se pueden casar o divorciar, pero durante el curso de la serie son las mismas personas. 'Breaking Bad' es la única serie que se basa en el cambio, como la Química en sí misma. Mi personaje cambia por completo y va a cambiar más de aquí al final", manifestó.

Cranston da vida en la serie a un profesor de Química en un instituto que, de forma inesperada, adopta un estilo de vida criminal tras ser diagnosticado con un cáncer de pulmón terminal y marcarse el objetivo de reunir el dinero suficiente para que su familia no sufra penurias económicas.

Él mismo define a su personaje como "un hombre tan deprimido que era invisible para la sociedad".

Sus actividades finalmente le convierten en un traficante reputado en el negocio de las metanfetaminas.

La quinta temporada constará de dieciséis episodios que comenzarán a emitirse en el canal AMC en Estados Unidos a partir de julio, aunque aún no hay una fecha oficial.

"No sé nada de lo que va a ocurrir", confesó Cranston, de 56 años, nacido en el valle de San Fernando (California). "Cuando supe que solo quedaban dieciséis capítulos sentí una emoción similar a cuando crees que todo va bien con tu novia y ella, de repente, te dice que es el momento de romper", añadió entre risas.

"Luego me calmé y me sentí orgulloso. Una serie debe durar lo que sea necesario para contar la historia, no más. Con dieciséis episodios más creemos que alcanzamos una conclusión natural y que no se alarga más de lo necesario. Es como la retirada de un atleta cuando siente que es el momento correcto", manifestó.

"Breaking Bad" fue creada por el guionista, productor y director Vince Gilligan ("Expediente X") y hasta el momento ha recibido dieciséis premios Emmy, con distinciones a la mejor serie dramática (2009 y 2010) y a Aaron Paul como mejor actor de reparto (2009 y 2010), entre otros.

El rodaje de la última temporada regresará a los escenarios de Albuquerque (Nuevo México) con rostros familiares como los de Anna Gunn, Dean Norris y Betsy Brandt.

"¿Tengo esperanzas para Walter?", se preguntó Cranston. "Tal vez cambiar para mejor es, quizás, no sobrevivir. Objetivamente, se ha convertido en alguien tan tóxico y cancerígeno para los demás que incluso ha puesto en peligro a su familia. Tal vez lo mejor sea eso, pero no lo sé, honestamente. No sé a dónde va a ir", declaró.

La serie ha sido calificada por la revista Entertainment Weekly como "la más completa y extraordinaria de la televisión", mientras que Variety habló de ella como "el 'show' más adictivo en la actualidad".

"La serie es un desafío permanente porque nunca te deja espacio para el aburrimiento. Hay cambios constantes. En un programa de televisión siempre se corre el riesgo de repetir las emociones. Las enmascaran con diferentes personajes. Pero no aquí. Esto es una montaña rusa de acontecimientos", indicó el actor.

Cranston consiguió el papel tras convencer en una audición a Gilligan, que había trabajado con él previamente en un episodio de "Expediente X", y sobre todo a los directivos del canal AMC y la productora Sony Pictures Television, que le conocían sobre todo por su papel de padrazo en "Malcom in the Middle", un papel radicalmente distinto al que interpreta aquí.

"Son dos series brillantemente escritas y eso me ha hecho ser muy exigente con los guiones que acepto. Soy muy afortunado, tengo dinero suficiente y no voy a trabajar porque sí, solo lo hago cuando considero que hay un buen material. No necesito un trabajo; no lo quiero, no tendría que trabajar más si así lo decidiera, pero amo la interpretación. ¡Amo que me emocionen!", finalizó.

Antonio Martín Guirado