Archivo de Público
Viernes, 23 de Marzo de 2012

El Madrid calla a la espera de sanciones

Mourinho impone la ley del silencio y nadie del club hablará en la rueda de prensa previa al partido de Liga

JORGE OTERO ·23/03/2012 - 08:47h

JUAN CARLOS HIDALGO / EFE - Ramos y Mourinho en un acto promocional al día siguiente del partido contra el Villarreal.

Es una tradición en la Liga española que los técnicos hablen antes y después de los partidos. Casi tanto como el después —en el que sólo se habla del partido— importa el antes, esa comparecencia ante los medios en la víspera de cada jornada de Liga en la que los entrenadores de los equipos, más relajados, tienen tiempo para analizar lo qué ha pasado durante la semana. En los casos de Mourinho y Guardiola, que no conceden entrevistas, esa comparecencia es la única oportunidad de que el mundo sepa qué piensan.

Más de una vez Mourinho ha mandado a su segundo, Aitor Karanka, a hablar en su lugar. En el fútbol español eso sólo lo hace el técnico portugués. Pero este viernes repite lo que ya hizo el miércoles en El Madrigal: ni él, ni Karanka ni nadie en el Real Madrid va a hablar. El portugués ha impuesto la ley del silencio desde el miércoles y esa ley no será revocada hasta nueva orden. Y la orden ahora es callar aunque la mayoría de los medios no lo entiendan y se pregunten ¿por qué?

Mourinho no quiere dar explicaciones. Prefiere dejar pasar la tormenta, alejarse del ruido y no generarlo él. Ni siquiera este viernes se abrirán las puertas del entrenamiento a los medios durante quince minutos, algo que también es una tradición. 

Hay miedo en el Madrid a decir algo inconveniente que tense aún más la cuerda, sobre todo cuando este viernes se reúne el comité de Competición para decidir las más que previsibles sanciones a Mourinho, Rui Faria, Ozil, Pepe y Ramos. Nadie espera de librarse del castigo. Así que ante la Real Sociedad, un partido clave para medir el estado anímico del equipo después de los dos últimos tropiezos, habrá muchos cambios en el once inicial.