Archivo de Público
Jueves, 22 de Marzo de 2012

Los sindicatos dicen que el acuerdo logrado en Madrid debería ser referencia nacional

EFE ·22/03/2012 - 04:15h

EFE - Cartel gigante en la sede de UGT anunciando la huelga general convocada para el próximo 29 de marzo. EFE/Arquivo

CCOO y UGT han considerado hoy que el acuerdo sobre los servicios mínimos en la huelga del 29-M, alcanzado esta madrugada, debería ser "referencia de ámbito nacional" ya que se ha logrado que "prevalezca el derecho a la huelga" y que la Comunidad entienda "qué son servicios mínimos".

Así lo han manifestado hoy en rueda de prensa los secretarios generales de CCOO de Madrid, Javier López, y de UGT, José Ricardo Martínez, tras celebrarse en la sede de CCOO una "cumbre social" en la que 950 organizaciones han consensuado una declaración de apoyo a la huelga general y en contra de la reforma laboral.

Ambos han valorado "muy positivamente" el acuerdo en Madrid, y que "en este caso haya sido el Gobierno del Partido Popular en la Comunidad el que, sentándose con los representantes sindicales, haya llegado a un acuerdo sobre servicios mínimos en servicios esenciales", que "básicamente funcionarán como un domingo" (salvo en la sanidad), según López, para quien el resto de las comunidades, el Ministerio de Fomento y los ayuntamientos "deben tomar buena nota".

Se ha conseguido que la Comunidad "entienda qué es una huelga general, qué son servicios mínimos y qué son servicios mínimos en servicios esenciales", un logro en el que "algo tiene que ver las 30 sentencias en los últimos tiempos que han considerado inadecuadas las decisiones del Gobierno sobre servicios mínimos", ha dicho Martínez.

Tras recordar que los tribunales han anulado los servicios mínimos decretados por la Comunidad en todas las sentencias, y subrayar la "inmensa capacidad de convicción de los sindicatos", Martínez ha añadido que "no ha hecho falta la sentencia 31" porque esta vez "se ha actuado de acuerdo a la ley".

El acuerdo de Madrid "debería ser referencia para las negociaciones de ámbito nacional" y pone de relieve que "cuando hablamos de servicios mínimos y de derecho de huelga, según el artículo 28 de la Constitución, somos capaces de lograr un acuerdo", ha dicho Javier López para quien "hablar sobre lo que es esencial es mejor que volver a las andadas" y a la senda del conflicto.

Además, el acuerdo "establece el derecho a la huelga como prevalente" que no pone en cuestión otros derechos, lo que contribuye a "normalizar el derecho a la huelga", según Martínez para quien la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, "no tendrá que ocuparse tanto de los piquetes de trabajadores", sino de los empresariales, que "en muchas empresas amenazarán a los trabajadores".

El acuerdo permitirá "volcar todo el esfuerzo en parar las empresas", en que el 29-M sea "una huelga de consumo, que no se compre en los establecimientos comerciales", y en tomar pacíficamente las calles para que la manifestación de la tarde sea "una de las más impresionantes que haya vivido Madrid", para que el Gobierno nacional "tome buena nota del rechazo social" que suscita la reforma laboral, ha dicho López.

En la declaración consensuada hoy, las organizaciones sociales califican la reforma de "injusta, ineficaz e inútil", y como "un ataque sin precedentes al Estado de bienestar y a los servicios públicos, que va a provocar más recesión y paro", y rechazan "las intenciones de eliminación y devaluación de importantes derechos civiles".

Las organizaciones sociales llaman a la ciudadanía a "implicarse activamente en la huelga general del 29-M reforzándola y manifestando su apoyo a través de una Huelga de Consumo".

Las entidades vecinales, profesionales, estudiantiles, ecologistas, educativas, sanitarias, de cooperación, ONGs, de jóvenes, inmigrantes, mujeres y LGTB, que apoyan la huelga suman ya 950, según los sindicatos.