Archivo de Público
Jueves, 22 de Marzo de 2012

El asedio interminable al presunto asesino de Toulouse

Más de 27 horas después, Mohamed Merah, que dice seguir órdenes de Al Qaeda, seguía atrincherado en su domicilio. La policía le presiona con varias explosiones

PÚBLICO.ES ·22/03/2012 - 00:30h

EFE - Entrada la noche, las fuerzas de seguridad francesas seguían rodeando el edificio donde se ha atrincherado Merah. -

Un joven de 23 años mantuvo en vilo durante el miércoles a todo un país. Mohamed Merah, de origen argelino, seguía pasadas las 02.30 horas parapetado en su domicilio del barrio Croix Daurade de Toulouse. Más de 27 horas después de que la policía francesa iniciara su asedio contra el presunto autor del asesinato de tres niños y un rabino del colegio judío Ozar Hatorah el pasado lunes y de tres soldados, la semana pasada, en Montauban, la orden es clara: capturarlo con vida. (Así te hemos narrado en directo la jornada).

Pasada la medianoche, la Policía francesa parecía iniciar el asalto final. Varias detonaciones se oyeron junto al edificio, pero según un portavoz del Ministerio del Interior francés, citado por el diario Le Monde, se trataba sólo de "un golpe de presión" contra el sospechoso. Las explosiones y disparos de la policía, que parece que ha optado por la estrategia de desgaste, se produjeron dos horas y media después de que se cortara el flujo eléctrico en la zona donde se refugia el presunto asesino.

La policía intenta presionar al presunto asesino con varias detonaciones

La operación policial se inició en la madrugada del martes al miércoles cuando los agentes penetraron en el edificio y fueron recibidos a tiros. Dos efectivos resultaron heridos. Merah, que según la fiscalía francesa no se arrepiente de nada, se jacta de actuar solo y sólo lamenta no haber podido matar a más gente, dice haber recibido una orden de Al Qaeda para atentar en Francia, según declaró por la tarde el ministro francés del Interior, Claude Guéant.

Antes de ser cercado por la policía, el presunto asesino contactó con la televisión France 24 para reivindicar sus actos, que dijo que responden a una venganza por el sufrimiento de los niños palestinos, a la presencia de fuerzas armadas francesas en Afganistán y a la prohibición del burka en Francia.

El sospechoso estaba en el punto de mira de la policía francesa desde hace tiempo por sus vínculos extremistas. Trabajaba como mecánico en un taller de Toulouse y, de acuerdo a varios medios de comunicación, intentó ingresar en 2010 en la Legión Extranjera del Ejército francés, algo que las autoridades niegan.

El sospechoso estaba en el punto de mira de la policía por sus vínculos extremistas 

El joven, que presume de haber "puesto a Francia de rodillas", tiene un "perfil de autorradicalización salafista atípico". Habría sido entrenado en combate en Pakistán y, según las investigaciones, viajó en dos ocasiones a Afganistán, donde fue detenido por la policía del país en 2007 después de haber colocado varios artefactos explosivos. Merah fue condenado a tres años de prisión, pero escapó tras un ataque talibán a la cárcel en la que estaba en el verano de 2008, de acuerdo a la versión ofrecido por el director del centro a la agencia Reuters. 

A lo largo del día, Liberation publicaba un vídeo amateur en Youtube, que France 2 había emitido en uno de sus telediarios, en el que supuestamente aparece Merah y que serían las primeras imágenes del presunto asesino:

 

Las negociaciones para su rendición han seguido las órdenes del propio presidente francés, Nicolas Sarkozy, que ha vuelto a desplazarse hasta Toulouse. Según las autoridades galas, Merah, que se habría definido a sí mismo como un muyahidín de la red terrorista Al Qaeda, pretendía matar nuevamente a un militar y a dos policías que ya tenía fijados. Según los investigadores, el joven atacó la escuela judía al no encontrar a su objetivo inicial, que era otro soldado.

Su abogado dice que nada le hizo prever su fanatismo

De acuerdo a las investigaciones, el sospechoso habría sido condenado por delitos comunes una quincena de veces por el Tribunal de menores de Toulouse. El abogado que llevaba sus casos entonces defiende que supo por sus allegados que se había radicalizado, pero que "no había nada en su comportamiento" que dejara entrever su fanatismo. Durante el miércoles, la policía ha practicado varias detenciones en su entorno, entre las que destaca la de su hermano Abdelkader, que tenía un coche cargado de explosivos que se están analizando, y la madre de ambos.

La policía llegó hasta Merah al verificar quiénes habían visitado el anuncio que puso en Internet para vender su moto y dieron con el nombre de la madre del sospechoso. La dirección IP (Protocolo Internet) de la mujer les llamó la atención porque era la madre de Mohamed y de Abdelkader Merah, este último presuntamente implicado en una red de envío de yihadistas a Irak.

Merah pretendía matar a otro  militar y a dos policías franceses

Los investigadores, bajo la dirección del ministro del Interior también analizan la cámara que supuestamente llevaba colgada del cuello en sus crímenes y cuyas imágenes habrían sido difundidas por Internet, un extremo no confirmado. Además, se busca un automóvil Renault Clio que el sospechoso dijo haber alquilado y que podría contener explosivos como los que se le han incautado a su hermano.

Durante el largo atrincheramiento del supuesto criminal, el fiscal jefe de París, François Molins, desveló algunas de las conversaciones que los agentes han mantenido con el sospechoso, durante las cuales ha ido posponiendo su anunciada entrega. Las últimas declaraciones de Guéant apuntaban a que el joven planeaba entregarse entrada la noche.