Archivo de Público
Miércoles, 21 de Marzo de 2012

Cinco detenidos en una operación contra la pornografía infantil

Se han intervenido más de 50.000 archivos entre fotografías y vídeos en siete provincias españolas

PÚBLICO.ES / EFE ·21/03/2012 - 13:25h

Material intervenido por la Guardia Civil en la operación "Mopa". Fotografía cedida por la Guardia Civil.

Cinco personas han sido detenidas y tres más imputadas por corrupción de menores, en una operación desarrollada por la Guardia Civil simultáneamente en siete provincias españolas, en la que ha logrado desarticular una red dedicada a la tenencia y distribución de pornografía infantil.

Ninguno de los detenidos comparte un patrón común y sus edades oscilan entre los 26 y los 59 años. Dos personas han sido detenidas en Madrid y en Vizcaya, Guipúzcoa y Oviedo, las otras tres. Son el resultado de la operación Mopa, iniciada en marzo de 2011 tras una denuncia que puso un vecino de Tudela, Navarra, por lo que la instrucción que lleva a cabo el juicio es el Juzgado de Primera Instancia de Tudela.

El responsable de la Guardia Civil en Navarra ha declarado que la cantidad del contenido pedófilo que se ha intervenido "muy grande". En concreto, han encontrado 50.000 archivos, entre fotografías y vídeos, y más de cien enlaces directos a páginas cuyos servidores se encuentran ubicados en el extranjero. Los diez registros domiciliarios que se dieron en Vizcaya, Guipúzcoa, Oviedo, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid, Barcelona y Sevilla incautaron discos duros, DVD, CD y memorias con este tipo de contenido. Han asegurado que supone la mayor intervención por parte de este cuerpo en Navarra.

"Vídeos de gran crudeza"

Un vecino de Tudela encontró un vídeo en Internet en el que aparecían varios adultos realizando todo tipo de actos sexuales con menores de edad, con algunas imágenes "de gran crudeza". Este ciudadano puso una denuncia y a partir de este momento, la investigación de la Guardia Civil navarra puso al descubierto "una amplia y activa red de personas que accedía e intercambiaba este tipo de archivos", según ha explicado el capitán de la Policía Judicial responsable de la actuación, para la que los agentes utilizaron "metabuscadores" o programas informáticos que permiten el rastreo permanente y constante en la búsqueda de archivos de pornografía infantil en Internet.

El análisis de los resultados obtenido permitió localizar a diversos usuarios que compartían ficheros de contenido pedófilo y que eran distribuidos "de forma masiva" con nombres diferentes, alguno de ellos indicando incluso su contenido pedófilo.

Una vez localizados e identificados los presuntos pederastas, la Guardia Civil estableció un dispositivo coordinado en las siete provincias, procediendo a la detenciones y a las imputaciones, estas últimas registradas, una en Sevilla y dos en Las Palmas de Gran Canaria.