Archivo de Público
Miércoles, 21 de Marzo de 2012

El Tribunal Supremo paquistaní celebrará audiencias diarias sobre el caso contra Guilani

EFE ·21/03/2012 - 10:22h

EFE - El primer ministro paquistaní, Yusuf Raza Guilani (centro), saluda a sus seguidores a su llegada al Tribunal Supremo para asistir a una vista en Islamabad (Pakistán). EFE/Archivo

El Tribunal Supremo de Pakistán decidió hoy celebrar a partir de mañana audiencias diarias sobre el caso por desacato contra el primer ministro, Yusuf Razá Guilani, que podría verse obligado a abandonar el cargo si es condenado.

Según los canales de televisión paquistaníes, la corte tomó esa decisión durante una nueva vista sobre el caso, a la que no fue el primer ministro sino su abogado, Aitzaz Ahsan, quien compareció ante los magistrados para defender la inocencia de su cliente.

Guilani fue procesado en febrero por supuesto desacato de las órdenes del Alto Tribunal, que exige que se reabran los casos por corrupción contra políticos cerrados en 2007 tras una amnistía aprobada por el régimen del general Pervez Musharraf.

En concreto, el tribunal ha exigido a Guilani, del gobernante Partido Popular (PPP), que escriba una carta a Suiza para que reabra una causa por corrupción contra el presidente, Asif Alí Zardari, archivada en el país alpino en 2008 al calor de la amnistía.

Pero Guilani se ha mostrado inflexible en su apoyo al presidente y jefe de su partido y ha hecho saber a la corte que no escribirá esta misiva.

Hoy el abogado del primer ministro arguyó que su cliente no ha incumplido las órdenes del Supremo, sino que las obedecerá en el futuro.

El PPP entiende que Zardari disfruta de inmunidad presidencial y la defensa del primer ministro ha dejado la puerta abierta a que se escriba la carta a Suiza cuando el viudo de la ex primera ministra Benzir Bhutto deje el puesto.

En caso de ser condenado por desacato, Guilani podría verse obligado a salir de la jefatura de Gobierno y pasar seis meses en prisión.

Sin embargo, fuentes jurídicas apuntan que este sería un caso extremo y hay posibilidades de que se dé una condena menos severa.

Según analistas y fuentes diplomáticas consultadas por Efe, el PPP ha adoptado la táctica de alargar lo más posible el proceso e intentar aparecer como la víctima de la presión de la justicia.

El Gobierno de Guilani y Zardari lleva meses enfrentado con la Justicia y con el Ejército, institución que ha gobernado el país durante más de la mitad de su historia.